Puigdemont, durante su rueda de prensa en la oficina de Cataluña en Bruselas

Puigdemont, durante su rueda de prensa en la oficina de Cataluña en Bruselas Stephanie Lecocq/EFE

Política

Puigdemont desprecia los gestos de Sánchez: "Los nuevos tiempos no sé qué son"

El expresidente de la Generalitat prosigue su guerra de demandas judiciales contra el Estado español. 

Bruselas

Noticias relacionadas

Los gestos de distensión del Gobierno de Pedro Sánchez para desinflamar la crisis catalana no hacen mella en el expresidente de la Generalitat. Desde Bélgica, donde está fugado desde hace casi un año, Carles Puigdemont ha dejado claro este viernes que pretende continuar su guerra de demandas judiciales contra el Estado español. A su juicio, la oferta de diálogo de Sánchez es insuficiente y apenas se diferencia de la política de Mariano Rajoy. El único asunto sobre el que Puigdemont quiere hablar es sobre un referéndum de autodeterminación.

"Los nuevos tiempos no sé exactamente qué son. ¿Enviar 600 Guardias Civiles para cubrir una jornada que en todos los años anteriores ha sido impecablemente pacífica, de convivencia, sin ningún incidente. ¿Eso es señal de los nuevos tiempos?", ha dicho este viernes Puigdemont en rueda de prensa, la tercera de esta semana. La sede esta vez ha sido la delegación de la Generalitat en Bruselas, que está dirigida por una de las exconselleras fugada, Meritxell Serret.

"Nosotros insistimos siempre en la oferta de diálogo sobre aquello sobre lo que nosotros queremos dialogar y la sociedad catalana quiere que se dialogue: nuestro derecho a decidir nuestro futuro. Sobre eso no hemos escuchado ninguna propuesta", se ha quejado el expresidente. El diálogo puede abordar también "cosas puntuales", pero debe centrarse en "la cuestión nuclear, la principal, la cuestión por la que se movilizarán muchísimas personas esta Diada y llevan movilizándose desde 2010".

El 155 no decapitó a los independentistas

Puigdemont le exige al presidente del Gobierno que concrete en qué consiste su oferta para Cataluña. "¿Estamos hablando de la versión 2.0 de la receta Rajoy que ha fracasado o estamos hablando de una receta quizá todavía en fase beta pero que estamos dispuestos a explorar y mejorar? No lo sabemos. Sobre la mesa no hay nada, hay un anuncio de un referéndum de autogobierno que como mínimo es desconcertante porque pensábamos que había autogobierno", ha criticado.

El expresidente de la Generalitat considera que "no es un buen síntoma" escuchar "amenazas recurrentes" de volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución por parte de la vicepresidenta, Carmen Calvo, y de Ciudadanos y el PP. "No ha sido ninguna ayuda para resolver el problema" y no ha "decapitado" al movimiento independentista, ha avisado Puigdemont.

El último capítulo en la guerra judicial de Puigdemont contra el Estado español que se ha presentado este viernes en Bruselas consiste en una demanda por la vulneración de los derechos laborales de los 242 trabajadores interinos de la Generalitat que fueron despedidos el año pasado por la aplicación del artículo 155. Los abogados del expresidente esperan que el caso llegue al Tribunal de Justicia de Luxemburgo (TJUE).