Pedro Sánchez durante una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa.

Pedro Sánchez durante una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa. Susana Vera Reuters

Política

Sánchez estudia un "referéndum de autogobierno" pero advierte de que contempla el 155 en Cataluña

Planea que los Presupuestos Generales del Estado sean aprobados en el primer trimestre de 2019.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sólo prevé que pueda haber un referéndum en Cataluña para un nuevo Estatut y mejorar su autogobierno, pero no para la autodeterminación. Ha insistido en que el Gobierno no se levantará de las comisiones bilaterales que ha retomado con la Generalitat diga lo que diga mañana el president Quim Torra.

Respecto a las demandas de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, ha admitido la posibilidad de que se celebre una consulta, pero no sobre la autodeterminación, sino sobre el "autogobierno".

"El hecho final tiene que ser una votación, pero no puede por la independencia o la autodeterminación, sino por el fortalecimiento del Gobierno de Cataluña", ha explicado.

Sánchez ha afirmado que “el 155 es un instrumento totalmente legítimo para volver a reubicar a Cataluña". El presidente del Gobierno ha dejado claro su apuesta por el diálogo como fórmula para resolver la crisis política catalana y también el respeto a la legalidad, lo que incluye respetar la independencia de la Fiscalía General del Estado, que según ha recordado goza de plena autonomía en la Constitución.

Ha recordado a la Generalitat de Cataluña que la Fiscalía tiene autonomía para realizar su trabajo, después de las reiteradas peticiones que se están realizando desde el Ejecutivo catalán y el independentismo para que el ministerio público cambie la calificación y no acuse de rebelión a los soberanistas presos.

Así lo ha asegurado el jefe del Ejecutivo español durante una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha dejado claro que el Gobierno tiene que respetar la autonomía del poder judicial, que la autonomía de la Fiscalía General está recogida en la Constitución y que lo importante para resolver la situación es aplicar "Ley y diálogo".

El Gobierno arranca su curso político más complicado

Se ha referido a la sugerencia del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, para que el Gobierno influya en la fiscalía para lograr la excarcelación de los independentistas presos, bajo el argumento de que "No tiene sentido pedir el voto de ERC y avalar la prisión de su líder".

Precisamente este lunes Torra ha apelado a la movilización popular en la calle y ha asegurado que tiene intención de culminar el proceso independentista: "Llegaré hasta el final. Mi único límite es el Parlament de Cataluña".

"Es el único al que debo lealtad y, por tanto, sobre el tema obediencia llegará tan al final como el Parlament quiera llegar", ha dicho en una entrevista de TV3 en la que ha asegurado no tener miedo de la amenaza de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ha afirmado que no se ha planteado tener que exiliarse.

Ha defendido que el proceso judicial contra los líderes soberanistas es "una farsa instruida desde el Gobierno español que tiene la voluntad de destruir una idea y de descabezar el proceso independentista", como dijo la exvicepresidenta del Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado.

Pedro Sánchez ha pedido autocrítica a los independentistas, ha constatado que la sociedad catalana está dividida "en dos bloques", en una dinámica que a su juicio tiene que ser superada y ha dicho que la polémica por los lazos amarillos demuestra que en Cataluña hacen falta "menos gestos y más responsabilidad".

Presupuestos en marzo

Sánchez ha dicho además que tiene previsto presentar el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado "a finales de noviembre o principios de diciembre" para que puedan estar aprobados en el primer trimestre de 2019. 

Ha avanzado que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 contemplará un impuesto al diésel y otro a las transacciones financieras.

ha eludido pronunciarse sobre si el Ejecutivo creará un impuesto nuevo a la banca, tal como había señalado en un principio, y ha confirmado que la propuesta del Gobierno es una tasa a las transacciones financieras.

Asimismo, ha señalado que las cuentas públicas de 2019 también contemplarán un impuesto al diésel, ya que hay un reto importante, que es el cambio climático.

"Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto", ha dicho, tras indicar que no afectará a los profesionales del transporte.