Carles Puigdemont y Quim Torra, tras su reunión en Waterloo (Bélgica).

Carles Puigdemont y Quim Torra, tras su reunión en Waterloo (Bélgica). Efe

Política

Torra y Puigdemont proponen que haya tres repúblicas: "La española, la portuguesa y la catalana"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado que quiere conmemorar de forma reivindicativa el primer aniversario del 1 de octubre, "momento fundacional de la república catalana porque es el del referéndum de autodeterminación".

En una entrevista realiza en Waterloo (Bélgica) a Torra y al expresidente Carles Puigdemont en el diario Punt Avui que este domingo se emitirá en Punt Avui TV, ha adelantado que para esa efeméride habrá actos institucionales y "emocionantes".

Torra ha anunciado que él acudirá a su colegio electoral: "Los que entramos en los colegios el viernes para que aquel colegio pudiera abrir y votar volveremos a nuestros colegios. Yo pienso volver al mío". "No nos tiene que provocar una visión romántica y nostálgica, nos tiene que dar fuerza para seguir avanzando", ha emplazado el presidente.

Para Puigdemont, la conmemoración merece "un recuerdo permanente, porque es uno de los grandes días de la sociedad catalana", ya que considera que ese momento cambió las cosas.

"Había una fase para retomar el curso normal de las cosas. Pensamos que ahora ha llegado el momento de pasar a la segunda fase, al proyecto de la restitución de la constitución catalana", ha remarcado el presidente de la Generalitat.

Otro de los momentos que Torra ha destacado del nuevo curso político será el de los juicios a los investigados por el proceso independentista que vaticina que se celebrarán entre otoño y finales de año, y para los que llama a que la reacción ciudadana "se acentúe".

Relación con el Estado

El presidente de la Generalitat ha reiterado que está abierto a mantener el diálogo con el Gobierno central, ha reconocido que es necesario abordar muchos asuntos de interés para Cataluña, pero ha insistido en que el debate en Cataluña gira en torno al "derecho de autodeterminación".

Se ha referido al decreto aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para retirar los restos de Franco del Valle de los Caídos como "operación donde el gran problema es la exhumación del general Franco 40 años después de ser enterrado".

"Nosotros lo que querríamos es que se extraiga al general Franco de las instituciones españolas. No hay suficiente con sacar a Franco de la tumba, hay que sacarlo de las estructuras de Estado", ha asegurado.

Por eso Torra desea que el pueblo español también se libere y dibuja un escenario con tres repúblicas, "la española, la portuguesa y la catalana", como solución "plausible" en la Península Ibérica.

Torra ha insistido, por otro lado, en "urgir" a Pedro Sánchez a que exponga su proyecto para Cataluña y le ha advertido: "Si alguien pretende que en estos ámbitos de negociación los catalanes no planteemos una y otra vez el derecho de autodeterminación, la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados es que no entiende el punto en el que está Cataluña".

Por otro lado, ha dicho que "sería una grave temeridad que no se protegiera" con escoltas al expresidente Carles Puigdemont: "Resolveremos este tema, también contactando con las autoridades belgas, el Ministerio de Interior y tomaremos las decisiones que hagan falta para que tenga escoltas y la protección necesaria".

Puigdemont, por su parte, incide en la campaña de apoyo a Llarena que, según él, está orquestada por los partidos y sufragada por el Gobierno. "Nuestra capacidad de asombro ha quedado superada; es la confirmación de lo que denunciamos, la complicidad de espacios políticos y el aparato judicial", acusa Puigdemont, que equipara su caso y remata: "Sería muy gordo tener un miembro del Supremo fugado de la justicia belga, porque puede comparecer por otros canales y es su responsabilidad".

Relación con ERC

Sobre la crisis abierta con sus socios de Gobierno de ERC manifestada en julio por la discrepancia sobre cómo aplicar la suspensión de los diputados investigados por el Tribunal Supremo, ha asegurado que lo resolverán "hablando y acordando".

"Este acuerdo está prácticamente listo. Hemos estado hablando estos días de manera extraoficial para darle un punto más oficial y en los próximos días lo comunicaremos", ha explicado Torra.

Puigdemont ha dicho que "sería una anomalía que no hubiese discrepancias", y se ha centrado en la capacidad de ambos partidos para saber resolverlas.

El exdirigente ha asegurado que, “por descontado”, quien “manda” en la Generalitat es Torra y no él, y sobre el llamado ‘Consejo de la República’ ha explicado que se trabajará con “bastantes líneas de acción” y decisiones “compartidas y consensuadas”.