La piedra de Casado.

La piedra de Casado. Tomás Serrano

Política LOS ESTUDIOS DEL PRESIDENTE DEL PP

El caso máster desgasta a Casado en los meses decisivos de la política española

  • El PP rechaza los delitos de los que se le acusa: "Nunca solicitó ni recogió" el título que la juez cree que obtuvo "como un regalo". 
  • Los conservadores añaden que el presidente "mostró públicamente los trabajos" y que si no los aportó a la magistrada "es porque no le han sido solicitados". 

Las sospechas de la magistrada de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, de que Pablo Casado obtuvo "como un regalo" el título en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos y su decisión de que sea el Tribunal Supremo el que lo investigue ha llegado en el momento menos oportuno para el recién estrenado presidente del PP. El sucesor de Mariano Rajoy, que alcanzó la cima de Génova hace tan solo diecisiete días, se enfrenta a unos meses decisivos en la política española con la sombra de la sospecha persiguiéndole. El Alto Tribunal no decidirá hasta septiembre si abre diligencias contra él o, por el contrario, archiva la causa.

La juez que ha investigado hasta ahora el polémico curso de Casado no puede continuar con la instrucción porque el líder político es aforado. Elevar la causa en pleno agosto supone alargar la agonía sobre el futuro del recién estrenado líder, que tendrá que enfrentarse a fechas clave sin saber todavía si la justicia concluirá que no cometió ninguna irregularidad en la forma en la que obtuvo este título.

Pablo Casado tendrá que comenzar el curso político haciendo oposición a un presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con 84 diputados en el Parlamento pero que le podrá reprochar la dudosa forma en la que ha obtenido este título. El presidente del PP tiene pensado celebrar una gran convención interna en la que los conservadores debatan para rearmarse ideológicamente. Un gran acto que puede verse empañado si esta causa permanece abierta.

Casado tiene la "absoluta tranquilidad" de haber hecho lo correcto en máster

Se espera también para otoño que comience el juicio contra los líderes independentistas que pusieron en marcha el desafío secesionista. Pablo Casado, implacable con los líderes secesionistas, vivirá también su primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre como presidente del Partido Popular. 

Cierre de filas

El Partido Popular ha cerrado filas en torno a su jefe desde que la sombra de la sospecha cerca su figura. Este lunes, diversas fuentes de la formación conservadora se mostraban convencidas de que su presidente no había cometido ninguna ilegalidad e insisten en que "creemos y defendemos" que no hay motivos para investigar el caso.

El presidente del PP, Pablo Casado, este lunes en Génova.

El presidente del PP, Pablo Casado, este lunes en Génova. Chema Moya Efe

Los conservadores aseguran que las convalidaciones de las notas "se realizaron según las normas establecidas por el ministerio de Educación, siguiendo el procedimiento establecido por la universidad y con la participación de dos órganos distintos de convalidación". La magistrada también pone en duda la calificación de otras cuatro asignaturas y apunta a que era obligatorio ir a clase para aprobarlas. Sin embargo, en el PP replican que "la forma de evaluar corresponde al profesor que, en su ejercicio de libertad de cátedra, puede acordar con el alumno una modificación de la fórmula de evaluación en función de sus condiciones profesionales o personales".

La magistrada también duda que los trabajos existan y se elaboraran en ese momento y propone que es abran diligencias para averiguarlo. Fuentes cercanas al presidente del PP recuerdan que "los ha mostrado públicamente y ha explicado que se elaboraron y entregaron en ese momento. Si no los ha aportado a la juez es porque no se lo han solicitado".

"Nunca solicitó ni recogió" el título

En Génova también destierran la idea de que Pablo Casado se haya beneficiado de aquel título. "Le acusa de recoger y usar el título, algo que es manifiestamente falso" ya que el líder del PP "nunca solicitó ni recogió" el documento. Además, dicen que no puede ser acusado de prevaricación administrativa porque "se le acusa de comportamientos desarrollados por todos los alumnos del máster sin ofrecer ningún indicio que apunte al conocimiento de la supuesta situación ilegal".

Los conservadores tampoco aceptan que se le acuse de cohecho impropio por haber recibido supuestamente un regalo por su cargo político. "En caso de existir, habría prescrito hace años. El delito requiere recibir el regalo, cosa que no se puede suponer si no se ha solicitado ni recogido el título", añaden.

Para los conservadores, la elevación al Supremo de la causa separada del curso 2008/2009 del máster de la Universidad Rey Juan Carlos "pone fin" a un período en el que Casado "no ha tenido oportunidad de defenderse ni ha tenido acceso a la documentación judicial".