Pedro Sánchez en el Congreso

Pedro Sánchez en el Congreso Kiko Huesca Agencia EFE

Política

Podemos y ERC deciden abstenerse sobre el techo de gasto abocando al Gobierno a la derrota

El Gobierno sólo cuenta con los votos seguros del PSOE y el PNV sumando en total 89 votos a favor.

Alberto Lardiés Daniel Basteiro Agencias

La derrota del PSOE es segura. Unidos Podemos ha decidido abstenerse en la votación de este viernes sobre el techo de gasto, al igual que ERC, ante lo que considera "un techo de gasto diseñado para conseguir el voto favorable del Partido Popular", ya que las cifras del techo de gasto impulsado por el Gobierno "se dejan 5.000 millones de oxígeno presupuestario por el camino", según fuentes de Unidos Podemos. "Son unas cifras que solo miran hacia la mayoría absoluta del Partido Popular en el Senado", aseguran.

Para Unidos Podemos el Gobierno tendría que haber propuesto en primer lugar la reforma de la ley de estabilidad presupuestaria, ya que "nosotras estamos dispuestas a colaborar en un “pack antiausteridad” que saque de la crisis de precariedad en la que ha sumido a España el PP".

Para Podemos y sus socios, ahora es clave "acelerar una reforma de la ley de estabilidad presupuestaria, levantar la regla de gasto que ahoga a los Ayuntamientos y derogar los reales decretos de “racionalización del gasto” que ahogan la sanidad, la educación y la dependencia". Una senda que no quiere transitar el Gobierno de Pedro Sánchez.

En Unidos Podemos están que trinan con la actitud del Gobierno en este asunto. Fuentes de este grupo parlamentario explican que nadie del PSOE ha negociado con ellos sobre el techo de gasto. Y este jueves mantenían el secreto sobre su el sentido de su voto en la votación de este viernes.

"Vamos a ser coherentes con lo que hemos estado defendiendo siempre respecto al techo de gasto, y eso se va a ver reflejado en el voto", aseguraban fuentes oficiales del partido. Unas palabras que dejaban la incógnita pero apuntaban claramente a una abstención. Si los 67 diputados de Podemos castigan así al PSOE, llegará una derrota estrepitosa para Sánchez.

ERC decide abstenerse

Los nueve diputados de Esquerra Republicana en el Congreso también han decidido finalmente en un acuerdo que está, por tanto, abocado al fracaso, puesto que el Gobierno sólo cuenta con los votos del PSOE, el PNV y en su caso Coalición Canaria que, tras escuchar a la ministra de Hacienda decidirá si se queda en la abstención o se pasa al sí.

Así, hasta estas horas los socialistas sólo han logrado sumar 89 votos a favor del acuerdo aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros y están a la espera de ver qué hace finalmente el diputado Pedro Quevedo, que concurrió a las generales en coalición con el PSOE.

El Gobierno ha hecho de esta votación un pulso contra los nacionalistas. En Moncloa creen que tienen la batalla de la opinión pública ganada. No en vano, distintos miembros del Gobierno, encabezados por Carmen Calvo, la número dos del Ejecutivo, se han pasado días advirtiendo de que los partidos que voten que no tendrán que explicar en sus comunidades autónomas y ayuntamientos por qué les impiden contar con 2.400 millones más, que es lo que supondría para el conjunto de las autonomías el oxígeno extra garantizado por Bruselas.

"Lo importante es ganar la votación. Si no se consigue, nada tiene sentido", explicaban fuentes próximas a la vicepresidenta del Gobierno. "No hay nada que negociar. Los márgenes son los que son y cada comunidad tendrá dos décimas de su PIB nominal más para gastar", decían desde Hacienda.

Y es que, según han informado fuentes parlamentarias, ERC ha optado finalmente por la abstención. El miércoles su portavoz, Joan Tardà, ya avisó de que sus votos no serían decisivos si el PSOE no lograba que el PP no usara su mayoría absoluta en el Senado para tumbar la senda de déficit. La decisión de la Cámara Alta es determinante en este caso porque si rechaza el acuerdo, éste no vuelve al Congreso.

De momento el PDeCAT no ha adelantado el sentido de su voto, pero es previsible que también se abstenga o incluso que vote no. Desde la formación independentista ya se ha advertido de que su apoyo no sería "gratis" y no ha trascendido que las negociaciones con el Gobierno de Quim Torra hayan dado frutos.

89 O 90 SÍES FRENTE A 172 NOES

Así las cosas, la previsión es que en la votación de este viernes sólo voten a favor de los objetivos de déficit los 84 diputados del PSOE, los cinco del PNV y quizá el de Nueva Canarias, es decir, en el mejor de los casos 90 diputados. Por su parte, PP (134), Ciudadanos (32), Bildu (dos), Unión del Pueblo Navarro (2), Foro Asturias (uno) y Coalición Canaria (uno), lo harán en contra. En total se calculan 172 'noes'.

De su lado, los cuatro diputados de Compromís tienen previsto abstenerse y está por ver qué harán los 67 de Unidos Podemos, que tampoco han avanzado sus intenciones y, que, aún apoyándolo, no lograrían evitar el fracaso.