La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera y el presidente del Parlament, Roger Torrent.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera y el presidente del Parlament, Roger Torrent. Efe

Política

Cunillera dice que "le gustaría" que los presos soberanistas estuvieran en libertad provisional

La delegada del Gobierno en Cataluña ve poco democrático ocupar espacios con símbolos de un pensamiento.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha afirmado este viernes que "le gustaría por comprensión humana" que los presos independentistas estuvieran en libertad provisional, aunque ha querido dejar claro que es una decisión que le corresponde al juez.

"A mí me gustaría porque me parece que llevan mucho tiempo en prisión, pero esto es una determinación del juez, el juez tendrá sus razones, no puedo opinar sobre eso, pero llevan mucho tiempo, es una cuestión desde el punto de vista afectivo familiar", ha subrayado Cunillera en una entrevista en la Cadena SER al ser preguntada por si "le alegraría que dejaran en libertad provisional a los presos independentistas".

"Desde el punto de vista afectivo y familiar es una cosa pesada, claro que sí, y cómo no va a haber compresión humana, pero una cosa es la humanidad que uno pueda sentir y otra es la justicia", ha asegurado.

No obstante, la delegada del Ejecutivo en Cataluña ha señalado que "no se compadece" que se le pida separación de poderes y posteriormente tome partido en estas decisiones: "Es que no lo sé, yo no soy jurista. Me cuesta mucho opinar sobre algo que no sé".

En la comisión bilateral entre el Gobierno central y la Generalitat que se celebrará el 1 de agosto, el Ejecutivo catalán ha avanzado que se hablará de "la situación de derechos y libertades" de los políticos catalanes presos y del derecho a decidir.

"LA OCUPACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO NO RESPETA AL QUE PIENSA DISTINTO"

Por otra parte, Cunillera ha señalado que la ocupación por símbolos independentistas del espacio público "no es respetuoso con aquel que piensa distinto", porque que "aleja de ese espacio público a aquel que no piensa igual que los independentistas".

Estas declaraciones vienen en relación a la polémica suscitada después de que el pasado domingo un coche embistiera las cruces amarillas que habían plantado en la plaza Majoy de Vic (Barcelona) para reivindicar la libertad de los presos soberanistas y los políticos en el extranjero.

En cuanto a la Diada del próximo 11 de septiembre, Cunillera ha expresado su voluntad de acudir solo a los actos institucionales que organizará el Govern y el Parlament, de los que aún no sabe el contenido, por lo que ha evitado valorar si debería asistir también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

También ha expresado su deseo de que el viaje del presidente de la Generalitat, Quim Torra, mañana a Waterloo (Bélgica) para dar la bienvenida al expresident Carles Puigdemont no se pague con dinero público.