La exconsellera de Educación Clara Ponsatí, este miércoles

La exconsellera de Educación Clara Ponsatí, este miércoles

Política

Escocia deja en libertad a Ponsatí tras la retirada de la euroorden

La exconsejera ha recuperado su pasaporte, pero se mantiene la orden nacional de detención y podría ser detenida si regresa a España.

Noticias relacionadas

La exconsejera catalana Clara Ponsatí quedó este lunes en libertad sin condiciones, después de que la Justicia escocesa le comunicase oficialmente la retirada de la euroorden de detención que pesaba sobre ella, desde el pasado marzo, en relación con el proceso independentista de 2017 en Cataluña.

Durante una breve vista celebrada en un tribunal del centro de Edimburgo, el juez Nigel Ross le transmitió la noticia de la suspensión del proceso de extradición, cuyo juicio debía empezar el 30 de julio, y concluyó: "Usted es libre para irse".

Fue la Fiscalía escocesa, que actúa en representación de España, quien comunicó al juez que había recibido confirmación oficial de la retirada de la orden europea de detención, ejecutada el pasado jueves por el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo español, lo que ha puesto fin al proceso iniciado contra Ponsatí en Escocia.

De este modo, la exconsejera de 61 años ha recuperado su pasaporte, ya que la retirada de este documento fue la única medida cautelar que se le impuso en marzo, cuando fue puesta en libertad tras entregarse de forma voluntaria en una comisaría de Edimburgo.

Delitos de rebelión y malversación

La Justicia española requería la entrega de Ponsatí, quien fue consejera de Educación del Gobierno catalán entre julio y octubre de 2017, por dos delitos de rebelión y malversación de fondos públicos por la celebración del referéndum del 1 de octubre del año pasado en Cataluña, declarado ilegal en virtud de la Constitución española.

A la salida del tribunal y ante un grupo de personas que se había congregado para mostrarle su apoyo, la exconsejera afirmó que está "decidida a continuar luchando por la libertad de todos los presos políticos, por los derechos civiles en Cataluña y en España, y por la República de Cataluña".

Estas fueron las únicas palabras de Ponsatí, quien, con semblante sonriente, permaneció de pie junto a su abogado, Aamer Anwar, que leyó una declaración en nombre de su representada.

"Esta es una derrota humillante para el Estado español desde que el primero de octubre iniciase una ola de represión atacando a los catalanes, suspendiendo el gobierno, encarcelando y tratando de encarcelar a los líderes independentistas", afirmó.

Anwar destacó que las autoridades españolas "han usado sistemáticamente las leyes como arma de guerra tratando de eliminar a los oponentes catalanes" para lo que, según dijo, "han perseguido no solo a políticos, sino también a profesores, comediantes, poetas o raperos".

Recalcó que la orden europea de detención "nunca estuvo pensada para usarse como una herramienta para la represión política", por lo que dijo que instarán al Gobierno escocés y al británico a notificar "este abuso ante la Unión Europea".

"Una victoria enorme"

El letrado declaró que la supresión de la euroorden "es una victoria enorme", pero matizó que "no hay humor para celebraciones mientras hay nueve presos políticos y Clara continua siendo una exiliada política, a la que no se le permite volver a casa durante al menos veinte años".

Se refirió así al hecho de que la orden nacional de detención sobre Ponsatí se mantiene, por lo que sería detenida de volver a España.

Anwar instó además al Ejecutivo de Pedro Sánchez a demostrar que persigue "una solución política" para la situación en Cataluña con "la puesta en libertad de todos los presos políticos y permitiendo el retorno de todos los exiliados sin condiciones".

Recalcó que es posible que Llarena pueda reactivar la euroorden de detención, por lo que aseguró que en su equipo legal permanecerán "vigilantes".

El pasado jueves, Llarena rechazó la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont desde Alemania únicamente bajo el delito de malversación y retiró la euroorden en su contra, al igual que hizo con los exconsejeros Ponsatí, Antoni Comín, Luis Puig, Meritxell Serret y la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Tras permanecer cuatro meses en Bélgica junto a Puigdemont, Comín, Puig y Serret, Ponsatí anunció a comienzos de marzo su reincorporación a la prestigiosa Universidad escocesa de St Andrews, donde ejerce como profesora de Economía y Finanzas.