Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Casado y María Dolores de Cospedal, en el momento de sus votaciones.

Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Casado y María Dolores de Cospedal, en el momento de sus votaciones.

Política LAS PRIMARIAS DEL PP

Tensión en el PP: Casado y Sáenz de Santamaría evitan coincidir al votar en la sede

La expectación en las filas populares es grande ante una jornada histórica que empezará a decidir al sucesor de Rajoy.

La sede del Partido Popular del distrito madrileño de Salamanca tiene todavía colgado un cuadro con la imagen de Cristina Cifuentes. En esta circunscripción hay 351 afiliados inscritos para votar este jueves al futuro presidente del PP. Entre ellos, dos militantes que aspiran a suceder a Mariano Rajoy: Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. No se vieron en la sede por menos de cinco minutos de diferencia. Los dos fueron recibidos por el presidente del PP del distrito, Jorge Rodrigo.

El primero en llegar a las doce en punto de la mañana ha sido el vicesecretario de Comunicación acompañado de su mujer Isabel. Este jueves su hija Paloma cumple seis años y van a comer en familia. Ya por la tarde acudirá a la sede nacional a seguir el escrutinio de un resultado que se antoja muy ajustado.

"Espero que hoy haya un ejercicio de democracia interna donde todo el mundo vote libremente, con el corazón y con la cabeza. Las sedes regionales y provinciales tienen que hacer un ejercicio de responsabilidad para que todos los afiliados, que son nuestros jefes, decidan qué partido quieren", aseguró ante las cámaras.

Pablo Casado vota con confianza en su victoria

Tras saludar a algunos de los militantes que se acercaban a cuentagotas a la sede, abandonó la delegación sin cruzarse con la exvicepresidenta. Parte del equipo de Santamaría ya estaba en los aledaños de la zona de votación cuando Casado abandonó el local, lo que lleva a pensar que se evitaron a propósito.

1.096 sedes

Vestida de blanco impoluto, la exvicepresidenta también pasará parte de esta jornada con su hijo Iván, al que "casi le tengo que poner una foto mía en la nevera para que me viera". Santamaría aprovechó para pedir a los 66.000 afiliados llamados a votar que lo hagan "libremente, pensando en lo mejor para el partido y especialmente en lo mejor para España. Estoy convencida de que todos votaremos libremente y pensando en la responsabilidad de nuestro partido".

Los pocos militantes que acudieron durante la hora en la que votaron los líderes se mostraron divididos. Hubo un par de señoras que apuestan por Casado "porque la regeneración es él. Es joven y está preparado. Hay que apoyarle". Santamaría también recibió alguna papeleta. Pero entre estas militantes es más querida María Dolores de Cospedal. "Con el sinvergüenza de Bárcenas menos mal que estuvo ella para defendernos", decía una militante afín a la secretaria general.

La tercera gran favorita en esta batalla, la secretaria general, ejerció su derecho a voto en Albacete. Allí pidió también a todos los afiliados inscritos que "participemos porque el PP tiene que salir más fortalecido a partir de hoy, más unidos, con toda la ilusión y los valores del centroderecha de nuestro país para salir a ganar elecciones".

El PP ha abierto este jueves 1.096 sedes repartidas por toda España para que los afiliados inscritos depositen su voto en dos urnas. En una elegirán su precandidato favorito y en otra a los compromisarios que le representarán en el congreso del 20 y 21 de julio. De momento, ninguno de los candidatos se da por vencido y esperan pasar esta primera votación en la que solo pueden quedar dos.