La sede del PP nacional en Madrid.

La sede del PP nacional en Madrid. Efe

Política LAS PRIMARIAS DEL PP

El PP cierra las sedes a los periodistas para que no puedan seguir las votaciones de las primarias

Solo podrán acceder cuando los candidatos vayan a votar. El resto de esta jornada histórica la tendrán que seguir desde la calle.

Jornada electoral histórica en el PP cerrada a cal y canto a los periodistas. El Comité Organizador del Congreso (COC) del Partido Popular ha prohibido a los medios de comunicación entrar y salir libremente de cualquiera de las sedes donde se votará al futuro presidente del partido. Los afiliados inscritos en el censo tendrán que elegir a su candidato favorito en una votación secreta en urna de cartón este jueves. Las sedes se abrirán a las 9.30 y se cerrarán a las 20.30.

Los medios de comunicación interesados en cubrir esta jornada sin precedentes solo tendrán acceso a las delegaciones cuando alguno de los seis aspirantes a suceder a Mariano Rajoy ejerza su derecho a voto. El candidato hará declaraciones ante los periodistas justo antes o después de votar, pero en la calle. El único sitio donde se permitirá estar a la prensa hasta que finalice la jornada electoral.

Esta fórmula impuesta desde el COC para seguir un día que va a marcar el devenir del Partido Popular choca frontalmente con la que utilizó el PSOE en sus primarias más reñidas en las que Pedro Sánchez se impuso a la candidata del aparato, Susana Díaz. En aquella ocasión, los periodistas que quisieron cubrir la jornada pudieron seguirla desde el lugar donde sucedían los hechos. En ningún momento se obstaculizó el trabajo de los informadores.

Las primarias del PP han estado marcadas por duras críticas que lanzaron los afines a Pablo Casado, que denunciaron "juego sucio" desde candidaturas rivales para que los militantes no acudan a sus mítines. El mayor temor que cunde en el PP es que el número de participantes sea mucho menor que el de inscritos: el 7,6% del total de supuestos militantes censados. Una votación en la que participen menos de 50.000 militantes será "un auténtico fracaso", vaticinan fuentes del partido.