Mariano Rajoy durante su intervención en Zamora

Mariano Rajoy durante su intervención en Zamora EFE

Política CONVENCIÓN CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Rajoy se lanza a por el voto rural: 100 millones para crear empleo en los pueblos más pequeños

Zamora

El presidente del Gobierno ha visitado este sábado Zamora para presidir una convención sobre despoblación y mundo rural anunciar ayudas específicas en formación, inserción laboral y fomento del emprendimiento. Mariano Rajoy se comprometió con los 15 millones de españoles que viven en la España rural a que su partido va a "luchar contra la despoblación y trabajar por la igualdad de todos los españoles, que tengan libertad para que vivan donde quieran".

El jefe del Ejecutivo aprovechó su intervención para ofrecer "más facilidades, más incentivos, más atención y más ayuda" a unos ciudadanos que solo piden las mismas oportunidades que los españoles que viven en las grandes urbes. Rajoy habló de un programa "que elimine" las trabas a la actividad emprendedora y empresarial en los municipios más pequeños, "que es donde más difícil resulta emprender". También se comprometió a duplicar la tarifa plana para emprendedores en los pueblos con menos de 5.000 habitantes.

Rajoy se lanza a por el voto rural: 100 millones para crear empleo en los pueblos más pequeños

El Gobierno también va a poner en marcha "un plan de apoyo al empleo y el emprendimiento en las zonas de escasa población rural para facilitar que los jóvenes tengan empleo" y para "facilitar la vida de las personas que llevan mucho tiempo sin encontrar trabajo", dijo el presidente. Además, también destinará 100 millones de euros para favorecer el empleo en las zonas menos habitadas de España.

"A favor de las diputaciones"

Rajoy quiso así recordar a los ciudadanos que viven en los municipios más despoblados que "otros partidos" -en una clara alusión a Ciudadanos-, querían "suprimir el 84% de los ayuntamientos de España, todos los que tenían menos de 5.000 habitantes. A eso sí que se le llama visión e la jugada y conocimiento de la realidad". Además, el jefe del Ejecutivo presumió de estar "a favor" de las diputaciones, "las instituciones públicas más saneadas de España" y pidió apoyo al PSOE para sacar adelante el nuevo modelo de financiación y ayudar así con esta vía a los pueblos más pequeños.

El presidente del PP se reivindicó a sí mismo como el único líder que se preocupa por los verdaderos problemas de los españoles y pidió al PSOE aprobar los Presupuestos Generales del Estado para que estas políticas puedan ponerse en marcha. "Aquí seguimos, con nuestras cosas buenas y malas. Los demás no tienen ningún defecto. Hablan mucho, pero no hacen nada", se quejó.