Cifuentes en el master flojo.

Cifuentes en el master flojo. Tomás Serrano

Política DA EXPLICACIONES EN EL PARLAMENTO

Las cuatro preguntas a las que debe responder Cifuentes sobre su máster

La presidenta debe aún explicar dónde está el trabajo de fin de curso; si se dejó asignaturas o no; por qué se matriculó más tarde y si fue a clase.

Dos semanas después de que saltara la polémica de su máster, Cristina Cifuentes reaparecerá este miércoles por la tarde en un pleno extraordinario en la Asamblea de Madrid para dar todas las explicaciones pertinentes sobre su último curso académico que cursó cuando ya era delegada del Gobierno.

De hecho, en la planta noble de Génova esperan que la presidenta de la Comunidad de Madrid ofrezca por fin un relato convincente y consiga taponar de una vez por todas la crisis política abierta a un año de las elecciones. A continuación, EL ESPAÑOL detalla las preguntas que la baronesa madrileña tendrá que explicar en sede parlamentaria para recuperar la credibilidad perdida.

Cifuentes presentó su trabajo 45 minutos después de que su tutor inaugurara un importante curso a 50 kilómetros

1.¿Hizo o no hizo el Trabajo Fin de Máster?

El punto más oscuro del máster que hizo en 2012 en la Universidad Rey Juan Carlos es dónde está el Trabajo Fin de Máster (TFM) que, a juicio de Eldiario, que destapó el escándalo, no lo hizo. Desde el entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid aseguran que tiene que ser la propia Universidad, que es la que "dispone de todos los datos administrativos", la que lo muestre si es que aún lo tiene entre sus archivos. De momento, lo único que ha presentado es un acta de presentación del trabajo sin sello ni registro.

Este acta, que dispone de tres firmas de profesoras para validar el TFM, tendría dos de ellas falsificadas, según publica este miércoles ElConfidencial. Alicia López de los Mozos, que figura como presidenta, y Clara Souto, como vocal, no pusieron su rúbrica en un documento que habría sido realizado el 21 de marzo, el mismo día que se publicó la noticia del presunto máster fraudulento. La otra firma es la de Cecilia Rosado, que figura como secretaria.

En teoría, Cristina Cifuentes tendría que haber entregado cuatro copias para su defensa y es muy raro que no se haya guardado un trabajo que cuesta tanto de realizar. La propia presidenta dice que no lo encuentra.

2.¿Se matriculó o no dentro del plazo oficial?

Cifuentes tendrá también que explicar por qué se matriculó en este curso escolar tres meses después de que empezaron las clases. El último plazo legal para matricularse era el 18 de septiembre y las clases empezaron cuatro días después, pero la entonces delegada del Gobierno de Madrid se matriculó a finales de año, concretamente el 21 de diciembre, último día lectivo de este trimestre y realizó el pago el 28 de diciembre, según el papel que ella mismo facilitó.

3.¿Asistió o no a las clases del máster exigidas?

La presidenta de la Comunidad de Madrid tampoco ha aclarado si fue -o no- a las clases de este máster que era presencial, es decir, tenía que asistir a un mínimo del 80% de las horas lectivas para poder obtener el título.

El máster constaba de 600 horas lectivas y se impartía jueves, viernes y sábado. Ningún alumno matriculado en el Máster de Derecho Autonómico curso 2011/2012 vio nunca a la entonces delegada del Gobierno en el aula.

4.¿Tenía o no dos asignaturas pendientes?

Además, también tendrá que ratificar o cambiar la versión que dio la Universidad en su rueda de prensa el rector y los dos profesores, quienes aseguraron que había un "error de transcripción de las notas", y que por eso se modificaron más tarde, cuando se dieron cuenta del error.

Sin embargo, un portavoz oficial de la Comunidad de Madrid informó un día antes de que la presidenta se había dejado dos asignaturas, entre ellas el TFM, para el curso siguiente y que por eso pagó las tasas.

Tanto la oposición como el Partido Popular al completo esperan impacientes la nueva versión de Cifuentes, que lleva sin enfrentarse a las preguntas de la prensa desde que atraviesa la peor crisis de toda su carrera política.

El portavoz del Ejecutivo madrileño, Ángel Garrido, la respaldó públicamente este martes y aseguró que cuenta con "todo el apoyo de sus consejeros y de todo el PP nacional".

Este fin de semana, la propia Cifuentes acudirá a la convención nacional que los conservadores celebran en Sevilla. Solo de ella depende que la polémica se esfume antes de la cita.