Cristóbal Montoro entrega a Ana Pastor el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 .

Cristóbal Montoro entrega a Ana Pastor el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 . Efe

Política PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El misterio de la sección 31: Montoro se reserva la partida 'otros gastos' para ganar apoyos a los Presupuestos

El Gobierno deja vacía la sección destinada a otros gastos, en la que podría incluir nuevas inversiones que convenzan al PNV.

El Gobierno ha presentado este martes el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado. Las cifras que ha desgranado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, eran las esperadas. Suben las pensiones, hay una bajada tímida de impuestos, aumenta a cinco semanas el permiso de paternidad y se recorta al 10% el IVA del cine. Pero al Ejecutivo le falta todavía el apoyo político, en concreto los cinco diputados del PNV si quiere sacar adelante los Presupuestos.

Montoro no renuncia a convencer al grupo vasco, que mantiene su negativa mientras, dice, se mantenga el 155 en Cataluña. La tutela de la autonomía catalana está en pie mientras el separatismo no logre un candidato viable a la investidura. Pero el Gobierno se ha guardado un as en la manga. Hacienda ha dejado vacía la sección 31 de los Presupuestos. Esta sección corresponde a la partida Otros Gastos, que en el pasado se ha utilizado como un cajón de sastre para incluir inversiones que no aparecían en el borrador original. Es la vía que puede utilizar el Ejecutivo para conseguir el del PNV, que entre otras cosas se juega 510 millones de inversión y la primera (ventajosa) factura del nuevo quinquenio del cupo aprobado hace sólo unos meses.

Enmiendas a la totalidad hasta el 20 de abril   

Los grupos parlamentarios tienen hasta el próximo 20 de abril para presentar sus enmiendas a la totalidad. PSOE y Unidos Podemos han anunciado las suyas. El debate será a final de mes. Es difícil que estas enmiendas prosperen. El Gobierno parte con 171 diputados, que es la suma de PP, Ciudadanos, UPN, Foros Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Tendría que ponerse de acuerdo el resto de la Cámara y además recabar el apoyo del PNV.

Los cinco diputados vascos tienen en su mano la mayoría absoluta de 176 diputados que necesita el Gobierno para sortear todos los trámites parlamentarios. De momento insisten en su rechazo, pero también lo hicieron el año pasado y al final acabaron apoyando los Presupuestos. Fuentes consultadas por EL ESPAÑOL admiten que la famosa sección 31 puede incluir algunas partidas que inclinen la balanza, pero recuerdan que cualquier gasto no previsto en el proyecto tendrá que restarse de los que están previstos. Montoro tiene en su mano aumentar algunas inversiones destinadas a la famosa Y ferroviaria vasca y otras infraestructuras. 

En Ciudadanos no son especialmente partidarios de utilizar la sección 31 para contentar al nacionalismo vasco. Lo que no quieren es que cualquier acuerdo con el PNV desvirtúe el proyecto original, que consideran "equilibrado" y con algunas de las reivindicaciones tradicionales de Ciudadanos. El debate en torno a los Otros Gastos fue uno de los más polémicos en los Presupuestos del año pasado. PP y Ciudadanos vetaron numerosas enmiendas parciales de la izquierda presentadas con cargo a este capítulo.

Pensionistas y funcionarios

Montoro ha dicho que son los Presupuestos "más sociales" de la historia. "Pretenden distribuir los beneficios del crecimiento económico entre los sectores de la sociedad que no tienen otra manera de recibirlos", ha dicho.

Las cuentas del 2018 parten de un techo de gasto de 119.834 millones de euros, un 1,3% superior al de 2017, y una previsión de ingresos tributarios de 210.015 millones, un 6% más. El ministro ha defendido que permitirán a España salir del procedimiento de déficit excesivo -en el que se encuentra por tener un déficit público superior al 3% del producto interior bruto (PIB)-.

Montoro pide responsabilidad a los grupos para aprobar PGE

Los Presupuestos, según ha explicado, recogen una mejora para las pensiones mínimas y no contributivas (3%), de viudedad (2%), las que no superan los 9.800 euros anuales (1,5%) y las de entre 9.800 y 12.040 euros (1%), que se suma al repunte del 0,25% aplicado a todas las pensiones a principios de año.

Además, los pensionistas que cobran entre 12.000 y 18.000 euros disfrutarán de las rebajas previstas en el impuesto a la renta sobre las personas físicas (IRPF): exención para rentas de hasta 14.000 euros anuales (actualmente 12.000) y rebajas progresivas hasta los 18.000 euros anuales, que permitirán un ahorro medio de 440 euros al año.

El IRPF también recoge una serie de deducciones para familias con hijos en guarderías (1.000 euros anuales), por cónyuge con discapacidad (1.200 euros) y para familias numerosas (600 euros adicionales por hijo a partir del cuarto y no del tercero como se anunció originalmente). En total, las cuentas prevén que el importe de los beneficios fiscales aumenten un 9,3%, hasta los 34.825 millones de euros.

Por comunidades, Andalucía, Cataluña y Madrid (por este orden) lideran la inversión del Estado con cifras que oscilan entre los 1.200 y los 1.700 millones de euros. Sólo Navarra y La Rioja pierden inversión con respecto al 2017.