El presidente de Faes, José María Aznar, en una foto de archivo.

El presidente de Faes, José María Aznar, en una foto de archivo. Efe

Política EN UNA ENTREGA DE PREMIOS

Aznar sobre las pensiones: "No se pueden afrontar con mayorías precarias"

El expresidente advierte de que una "profunda brecha generacional" atraviesa la política y cree que la salida de la crisis no está resultando como antídoto contra el populismo.

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ha pedido a todos los partidos políticos hacer frente a los desafíos que preocupan a la sociedad con un "esfuerzo amplio y duradero". El presidente de Faes, que ha reconocido que los partidos tradicionales se encuentran "en pleno declive", ha recordado que "las pensiones, la educación, la transición energética, el sistema fiscal y la estabilidad territorial" son desafíos que no "se pueden afrontar solo con decisiones a corto plazo ni con mayorías precarias".

Aznar ha pedido al sistema político actual que sea capaz de afrontar "su madurez y eficacia" recuperando "los mejores precedentes" de los últimos cuarenta años de democracia. También ha advertido de que una "profunda brecha generacional" atraviesa la política además de creer que la salida de la crisis económica no está resultando el "antídoto del populismo".

El exjefe del Ejecutivo habló también de Cataluña, una autonomía donde el "nacionalismo radical" y el "populismo" es "un maridaje que mantiene a la sociedad catalana como rehén de las ensoñaciones del independentismo". Aznar afirmó que ni España ni Europa "ni la propia sociedad catalana admiten la secesión, la ruptura social y el empobrecimiento".

En la entrega del premio de la libertad que la Fundación Faes ha brindado este año a Luis Almagro, Aznar ha recordado que "el nacionalismo" y "el populismo" arrastra "muchas víctimas potenciales". Además, cuando lo que está en juego es "la construcción de un marco de convivencia", cree que el dilema no es entre "derecha e izquierda, sino entre democracia o autocracia".

Antes de ceder la palabra al premiado, el exjefe del Ejecutivo recordó que "vigilar para que los enemigos de la democracia no avancen es un deber. Y vivimos tiempos en los que deberíamos extremar esa vigilancia".