El presidente de Murcia, Fernando López Miras.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras.

Política

El presidente de Murcia responde a Barreiro: "El PP no paga lavados de imagen"

Fernando López Miras contesta a la senadora popular Pilar Barreiro, que dijo ante el Supremo que el contrato para mejorar su reputación lo iba a pagar el PP.

El presidente del Gobierno murciano y del PP de la Región, Fernando López Miras, ha asegurado que su partido "no paga lavados de imagen de nadie".

López Miras ha contestado de esta manera en un contacto con los medios de comunicación y al ser preguntado por las declaraciones de la senadora del PP y exalcaldesa de Cartagena (Murcia), Pilar Barreiro, que este lunes dijo a la magistrada del Tribunal Supremo Ana María Ferrer que estaba previsto que el PP pagara uno de los contratos con empresas de Alejandro de Pedro -considerado el conseguidor de la trama Púnica-, dirigido a mejorar su reputación en redes sociales y que no se llegó a firmar.

"El partido que yo presido, el Partido Popular del presidente López Miras no paga lavados de imagen de nadie", ha asegurado el presidente del PP regional al ser preguntado por si le consta esa intención de pagar el contrato. A este respecto, López Miras ha destacado que está trabajando desde el Gobierno regional "para crear un código de buen gobierno y un código ético para los cargos públicos".

Asimismo, ha destacado que su Ejecutivo es "el único que tiene una Consejería de Transparencia y Participación Ciudadana, precisamente", porque es "consciente de que estos casos y muchísimos otros casos crean desafección entre la población".

"No hay nadie en esta Región que vaya a luchar contra la corrupción más que yo", ha garantizado López Miras, quien ha asegurado que, como presidente del PP de la Región también está preparando un código ético y un código de conducta para los cargos orgánicos del Partido Popular y también para los cargos del partido que sean cargos públicos.

Asimismo, ha dicho estar "decidido" a ser la persona de la Región que "más luche contra la corrupción". Ha precisado que no se propone que los murcianos recobren la confianza en el PP, sino que su intención es que "todos y cada uno de los murcianos recobren la confianza en las instituciones, en todos sus gobernantes y en toda la clase política".