Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Política Entrevista

Iglesias: "Errejón va a ser el próximo presidente de la Comunidad de Madrid"

El secretario general de Podemos defiende que su formación es la que está planteando "alternativas al PP".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha subrayado este martes que "que es fundamental que demostremos que hay alternativas en todo el país a las políticas del PP".

Y para plantar cara los populares ha dicho que: "Errejón va a ser el próximo presidente de la Comunidad de Madrid" (desbancando así a Cristina Cifuentes). "A Podemos nos han querido matar o enterrar en estos últimos años unas seis o siete veces, por eso estamos preparados para lo que venga y nuestro objetivo es ganar allí donde nos presentamos", ha defendido el líder de la formación morada durante una entrevista en Telecinco.

En su reaparición, Iglesias se ha mostrado muy duro también con los socialistas y aunque ha indicado que estaría dispuesto a negociar con el PSOE de Pedro Sánchez pero ha admitido que a día de hoy "la palabra que rima con PSOE es decepción".

"Somos realistas, es muy difícil contar con el PSOE", ha admitido Iglesias en declaraciones a Telecinco después de que el líder socialista le haya reclamado este mismo martes que deje de "hacer oposición a la izquierda" y se dedique a contrarrestar los argumentos y las políticas de la derecha.

"No quiero ponerme medallas, pero las alternativas al PP las estamos poniendo nosotros", ha recordado a Pedro Sánchez en relación a los ayuntamientos y comunidades en las que gobierna Podemos.

El líder de la formación morada ha admitido que vivió con "mucha ilusión" la victoria de Sánchez en "unas heroicas" primarias pero ahora ha recibido con "enorme tristeza" que no haya cumplido las cosas a las que se comprometió.

"Las frases hay que apoyarlas con hechos", ha incidido el secretario general de Podemos, quien ha recordado a Sánchez que la formación morada está demostrando "en la práctica" que ha desbancado a la derecha en ayuntamientos y comunidades como Castilla-La Mancha, donde gobiernan precisamente junto a los socialistas.