Albano Dante Fachin en el Parlament.

Albano Dante Fachin en el Parlament. Quique García Agencia EFE

Política

Fachin rechaza la consulta impuesta por Iglesias y la equipara al 155 de Rajoy

El secretario general de Podem se niega a participar en el referéndum a las bases y la dirección ya le ubica "fuera del partido" y lo define como "un político con agenda propia". 

Noticias relacionadas

El secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, ha acusado hoy al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de actuar como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su aplicación del artículo 155, al intervenir la marca en Cataluña, y ha rechazado la consulta planteada por la dirección nacional. En una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Coordinación catalán de este lunes, Fachin ha advertido de que con esta intervención la dirección nacional entra en "una dinámica muy preocupante", ya que "su estructura es igual a la de Mariano Rajoy para intervenir Cataluña". La respuesta de la dirección nacional es ubicar a Fachin "fuera del partido" y definirle como "un político con agenda propia"

El líder de la marca Podemos en Cataluña ha realizado estas declaraciones después de que el domingo la dirección del partido tomara el control de Podem Catalunya para convocar una consulta a las bases sobre cómo y con quién concurrir a las elecciones catalanas. Una consulta que Fachin considera que carece de cualquier "garantía democrática" y es un "error histórico", y en la que ha dejado claro que no participará ya que "salga lo que salga, se hará lo que dice Pablo Iglesias".

Guía para no perderse en la bronca de Podemos

Fachin dialogará con todos, incluidos los independentistas

Sobre la posibilidad de presentar su dimisión, después de que ayer el propio Iglesias considerara que se ha situado "políticamente fuera" del partido, Fachin ha dicho que dependerá de los órganos que tienen potestad para decidir eso, en referencia a la dirección en Cataluña, y solo cuando Podem ya no funcione como "herramienta" para hacer la política para la que fue creada. Por eso, ha asegurado que Podem seguirá con su intención de dialogar con todo el mundo, incluidos los partidos independentistas y la sociedad civil.

En este sentido, ha reclamado a Catalunya en Comú, el partido que se plantea en la consulta de la dirección nacional como coalición para Podem, y en concreto a su líder, Xavier Doménech, que decida si "acata la imposición de Madrid" o está dispuesto a hablar con todo el mundo.

Fachin ha lanzado duras críticas a Pablo Iglesias, a quien se ha dirigido para señalarle todas las "irrealidades" en las que está basada la consulta a la militancia en Cataluña, como que los diputados de Podem "habían votado mal" ante la declaración de independencia o que la mayoría de la dirección catalana es anticapitalista.

También ha criticado que se haga una "pregunta cerrada" solo incluyendo la posibilidad de pactar con Catalunya en Comú y otras fuerzas hermanas, y que el plazo para contestar termine el próximo 7 de noviembre, la fecha límite para registrar coaliciones electorales, por lo que no habrá tiempo material para contabilizar los resultados.

La respuesta de la dirección: "Está fuera del partido"

Si el reto de Fachin está construido con palabras gruesas, más dura aún ha sido la respuesta de la dirección nacional de Podemos, que ya le ubica "fuera" de Podemos política y orgánicamente. Para la formación de Iglesias, según explican a Efe fuentes de la dirección, Dante Fachin ha dejado claro que no reconoce los acuerdos del Consejo Ciudadano Estatal ni tampoco que Podemos es una organización "estatal", lo que le sitúa fuera del partido tanto en lo político como de la estructura orgánica.

Las fuentes consultadas por Efe mantienen que Dante Fachin ha marcado hoy "un punto y aparte" con la dirección estatal "que eligieron más de 150.000 inscritos". "Albano hoy ha decidido que no es secretario general de Podem, sino que es un político en Cataluña con agenda propia", aseguran desde la dirección, que sin embargo apunta que esta desautorización de Fachin no supone por el momento un cese ni una destitución.

Esta crisis no tiene precedentes. Es la primera vez que Podemos convoca una consulta a las bases en un territorio. También es la primera vez que un secretario general autonómico no reconoce la autoridad de la dirección nacional y se rebela ante una decisión de Iglesias. La tensión es máxima y todo apunta a una ruptura de graves consecuencias para la formación en Cataluña