La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el portavoz regional de Cs, Ignacio Aguado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el portavoz regional de Cs, Ignacio Aguado. EFE

Política COMUNIDAD DE MADRID

Cs no apoyará a PSOE y Podemos para apartar a Cifuentes antes de 2019

Ignacio Aguado asegura que no existe una "alternativa" al Gobierno actual pero se congratula de no haber entrado en un Ejecutivo salpicado de escándalos.

Cristina Cifuentes seguirá siendo la presidenta de la Comunidad de Madrid hasta 2019. El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado, descarta categóricamente apoyar un gobierno alternativo con PSOE y Podemos. "Esa alternativa no existe a día de hoy", relata el líder madrileño del partido naranja a Europa Press.

La razón última es que, "aunque no les guste", fueron los populares quienes ganaron las elecciones. "Intentamos facilitar el gobierno del PP respetando el resultado de las urnas y porque hay un acuerdo que se está cumpliendo y mientras se cumpla, respetaremos la palabra dada". De ese pacto de investidura "sólo" quedan cinco puntos sin iniciar y, en cifras de Ciudadanos, se ha cumplido en un 52%. Un incumplimiento es lo único que llevaría a Ciudadanos a intentar relevar a Cifuentes de su cargo. 

El acuerdo de investidura es la "mejor herramienta para controlar al PP, al PP de Púnica, al PP de Gürtel pero legítimamente fue la opción mayoritaria". "Con ese acuerdo se intenta impedir que vuelvan a las andadas", ha asegurado el portavoz de Ciudadanos.

Controlar la corrupción desde la oposición

El portavoz de Cs también se ha referido a la información que desveló EL ESPAÑOL de que enúmero tres de Cifuentes en la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, participó en el amaño de contratos públicos para favorecer a empresas que financiaron ilegalmente al PP, según la declaración de un funcionario en la Audiencia Nacional. Aguado cree que acertaron al no entrar en el Gobierno autonómico, porque sabían "que era una marca o unas siglas afectadas gravemente por corrupción y que podían salir casos que afectaran directamente al Gobierno de Cifuentes".

Hay "cinco" miembros del equipo de la presidenta madrileña que han tenido que dimitir por casos relacionados con la corrupción, tres altos cargos y dos diputados autonómicos que se han tenido que ir.  Por eso prefieren controlar al Gobierno desde la oposición, "tener las manos libres y limpias" y ser contundentes. Porque en la Comunidad se está limpiando la corrupción. "Llevamos dos años exigiendo que los imputados se vayan y quedan dos años para seguir limpiando".

Aguado indica que, "al final", en Madrid, "cada euro de presupuesto" y cada ley pasa por sus manos porque ocupan un papel de centralidad "decisivo". "Queremos que los madrileños nos vean que no somos un partido que ocupa el centro político sino que somos una mayoría de gente que queremos gobernar y gobernar bien, por lo que la estrategia va a ser salir a ganar en 2019".