Ignacio Aguado, en la redacción de El Español

Ignacio Aguado, en la redacción de El Español Jorge Barreno

Política

Ignacio Aguado: "Cifuentes nunca será bandera de transparencia y regeneración"

Entrevista con el líder de Cs en la Comunidad de Madrid. "Es complicado que una persona hundida en el lodazal sea la que lo limpie" / "Defendemos generar riqueza con impuestos bajos y que llegue a todos a través de unas políticas sociales eficaces" / "En política hay mucho trabajo que no se traduce en un beneficio para los ciudadanos".

Jorge Sáinz Daniel Ramírez

Noticias relacionadas

Este miércoles se cumplen dos años de las elecciones autonómicas y municipales del 2015, que supusieron la entrada de los nuevos partidos a la mayoría de parlamentos y ayuntamientos del país. La legislatura ha alcanzado su ecuador en la Comunidad de Madrid sacudida por el terremoto de la operación Lezo contra la corrupción del PP.

Ignacio Aguado (Madrid, 1983) es el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea. Aguado logró 17 diputados en 2015 y firmó un pacto de investidura que hizo presidenta a Cristina Cifuentes. El caso Lezo y la investigación de la UCO que vincula a Cifuentes con la adjudicación fraudulenta de un contrato público a favor de Arturo Fernández monopolizan ahora el debate.

Aguado defiende la influencia de Ciudadanos en la política madrileña gracias a medidas como la gratuidad de los libros texto a partir del curso 2018/2019. También dice que el acuerdo sigue vigente mientras se cumpla y la presidenta no esté imputada. Sin embargo, asegura que Ciudadanos será implacable en la persecución a los corruptos y la depuración de responsabilidades políticas.  

Se cumple dos años de legislatura. ¿Cómo evalúa el papel de Ciudadanos desde las últimas elecciones hasta ahora?

Estamos contentos, pero podríamos estarlo más. Esta legislatura ha supuesto un cambio muy brusco, a nivel de actitud y de medidas concretas. Ha tenido mucho que ver el fin de la mayoría absoluta del PP y el espacio abierto por Ciudadanos. Gracias a estos dos factores se han llevado a cabo comisiones de endeudamiento, de investigación de la corrupción, la oposición ha aprobado leyes… Ya veremos.

¿Y qué dice de su acuerdo de investidura con el PP? Usted hace posible el Gobierno de Cifuentes.

Era inédito, tanto en Madrid como en el resto de España. Nunca se había firmado algo así, y menos con el PP. De los 76 puntos del acuerdo de investidura, 13 tienen que ver con la regeneración democrática: eliminación de aforamientos, celebrar primarias, limitar mandatos, apartar imputados… Creo que estos cuatro años son de transición, hemos conseguido que el PP pierda la mayoría absoluta. En 2019, el objetivo de Ciudadanos será ganar.

¿El informe de la Guardia Civil que vincula a Cifuentes con delitos de prevaricación y cohecho ha supuesto un punto de inflexión en su acuerdo?

No es un punto de inflexión, es un punto más. No podemos aceptar a Cifuentes como bandera de transparencia y regeneración. ¡Lleva treinta años en el PP! Dos veces vicepresidenta de la Asamblea, miembro del consejo de administración del Canal, partícipe del comité de garantías… Otra razón más para no haber entrado en el Gobierno. Ahora la sombra de la corrupción se cierne sobre ella. Lo dice la Guardia Civil, creo que es motivo más que suficiente para estar alerta. No puede aparecer en los medios como si fuera nueva. No nos fiemos del PP.

Ignacio Aguado.

Ignacio Aguado. Jorge Barreno

¿El informe la mancha o sigue habilitada políticamente?

Ciudadanos ha fijado la barrera del acuerdo de investidura en la imputación. Un extremo que no te hace culpable penalmente, pero sí políticamente. Mantenemos el Gobierno porque no está imputada, no ha incumplido el pacto. Si resulta investigada, exigiremos su dimisión, tal y como hicimos en Murcia. En cualquier caso, es complicado que una persona hundida en el lodazal sea la que lo limpie. Ciudadanos busca cercar al PP para que no se desparrame como en los últimos veinte años. Las mayores tramas de corrupción de este país se han dado bajo el paraguas de su mayoría absoluta.

En varias ocasiones y en relación a sus acuerdos con el PP, Ciudadanos habla de “pactos de desconfianza”. ¿No es una contradicción pactar con alguien de quien no se fía?

No me fío del PP en general, pero no depende de lo que yo crea, sino de los votantes y de quién ganó las elecciones. Nuestro acuerdo de investidura es un cortafuegos y se está respetando. La presencia de Cifuentes en un informe de la Guardia Civil hace que hoy desconfíe más que ayer. El informe es muy claro digan lo que digan la propia presidenta y sus medios afines. Por eso hemos pedido que venga a comparecer a la Asamblea de Madrid y diga si conocía esos contratos o si recibía instrucciones de Ignacio González. Menos victimismo y más explicaciones.

Cifuentes responderá en la comisión de investigación de corrupción el próximo 2 de junio. ¿Qué espera sacar del interrogatorio?

Buscamos la verdad que tanto tiempo ha ocultado el PP gracias a sus mayorías absolutas. Las preguntas serán directas para que no se escude en su jefa de gabinete ni en discursos enlatados de tribuna. Será un tú a tú, veremos cómo es capaz de desenvolverse sin argumentario. No tendrá a su jefa de gabinete al lado.

El PSOE debe definir un proyecto de país, de momento no lo tiene. Además, el socialismo no da respuestas a los problemas

¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?

Que diga hasta dónde conocía lo que ocurría. Los ciudadanos, para bien o para mal, verán qué tipo de persona gobierna la Comunidad de Madrid. Me parece estupendo que vaya de plató en plató, pero en la comisión lograremos un perfil real, un retrato verosímil.

Pero, ¿esa comparecencia pone en peligro su acuerdo de investidura?

A priori, no. Veremos. Cada partido dispondrá de veinte minutos. Iremos a un cara cara respetuoso, pero muy duro. Seremos exigentes con las preguntas y las respuestas.

Infinidad de veces, las comisiones de investigación se convierten en una lucha entre los partidos de la oposición en busca de la medalla, del mejor golpe al interrogado. ¿Habrá algún acuerdo entre los grupos para evitar preguntas repetidas y aprovechar más el tiempo?

No creo. Cada partido llevará su propia estrategia, sus propias preguntas. No creo que haya mucho tiempo para las repeticiones, cada uno tendrá sólo viente minutos.

Hablemos del PSOE. ¿Cree que la victoria de Pedro Sánchez supondrá un viraje del partido hacia la izquierda defendida por Podemos?

Antes que eso, el PSOE debe definir un proyecto de país, de momento no lo tiene. Los socialistas en Madrid no disponen de un proyecto, no sabemos a qué juegan, están atenazados por las presiones de las distintas familias, atados de pies y manos. Además, sufren un problema de fondo: el socialismo no da respuestas a los problemas, ni en España ni en Europa. Mirad Corbyn en Reino Unido o Hamon en Francia. En Madrid, llevan veinte años sin gobernar y es posible que se tiren otros veinte sin hacerlo.

Al conocerse el informe de la Guardia Civil sobre Cifuentes, el PSOE presionó a Ciudadanos en busca de un bloque de izquierdas alternativo. ¿Vería factible un gobierno a tres?

No lo contemplo, no es una opción. Hace dos años firmamos un acuerdo de investidura con unas condiciones que a día de hoy se cumplen. Somos un partido de palabra. Mientras se mantenga, no exploraremos otras opciones. Toca trabajar, no presentar mociones de censura a golpe de titular. Ellos a lo suyo y nosotros a lo nuestro, a limpiar la Comunidad y a exigir reformas. En 2019 iremos a ganar.

Ignacio Aguado.

Ignacio Aguado. Jorge Barreno

¿Se está dejando de hacer política en Madrid por culpa de la corrupción?

La corrupción del PP está bloqueando los temas que son interesantes y que afectan al día a día de los madrileños. Es necesario limpiar la corrupción y ser intolerantes con la corrupción para luego tener una estabilidad suficiente y poner en marcha todas las reformas. El PP que con sus casos de corrupción no deja de que se hable de otra cosa que de sus problemas internos y lo que han robado en los últimos años. El ejemplo más claro es el pacto por la Cañada Real. Decenas de medios de comunicación seguían un pacto histórico, que después quedó eclipsado totalmente por la corrupción.

¿Usted cree que la Comunidad de Madrid hace 'dumping' fiscal como han denunciado otras comunidades?

No. Lo que creo es que no somos un infierno fiscal. Es una comunidad con impuestos bajos, que podría tener impuestos más bajos todavía. Soy defensor de los impuestos bajos, porque suponen atraer inversión, crean riqueza y puestos de trabajo y eso pone en marcha todo el crecimiento económico. La clave está luego en redistribuir bien esa riqueza, que es el gran déficit del PP.

El PP ha defendido la generación de riqueza, y a veces lo ha conseguido. Pero ha sido una riqueza que se quedaban unos pocos en contratos, mordidas y proyectos que no iban de verdad a parar a la sociedad civil. Nosotros defendemos generar riqueza con impuestos bajos y que llegue a todos a través de una sanidad pública fuerte, una educación pública de calidad y unas políticas sociales eficaces no despilfarradoras. 

¿Qué impuestos bajaría?

Me encantaría por ejemplo reformar sucesiones y que llegara todavía a más gente. No sólo las líneas directas padre-hijo, sino que se pudiera ampliar. Me gustaría que el tramo autonómico del IRPF se pudiera seguir bajando e introducir incentivos en el tejido productivo para atraer inversiones. Se trataría de crear zonas donde tengas la posibilidad de ofrecer impuestos bajos o más bajos a empresas de alto valor tecnológico y alto valor añadido. Quiero que la herramienta fiscal sea un polo atractor para quedarse o venir a la Comunidad de Madrid.

Cifuentes gobierna Madrid a golpe de titular. Falta una estrategia política y si la hay es continuista

¿Qué medidas urgentes aplicaría usted en Madrid como presidente?

La contribución de la administración pública a la generación de empleo, no tanto como empleadora sino que las oficinas de empleo regionales sean verdaderas oficinas a disposición de los desempleados. No como ahora. Tenemos oficinas que no están siendo capaces de identificar las necesidades de las empresas, de identificar las cualidades de los personas desempleadas ponerlas en común y darles una oportunidad. La primera medida es que esas oficinas se conviertan de verdad en referentes para las personas sin trabajo en la comunidad de Madrid y que cada persona que entre ahí tenga un trato individualizado, que sean capaces de identificar sus perfiles, que sean capaces de machear con las empresas-

Y sobre todo hace falta trabajo a medio y largo plazo. Falta estrategia política en Madrid. Fuera de los flashes y los platós, los discursos de Cifuentes no tienen un proyecto para Madrid, y si lo tiene es continuista. No hay un plan de industria, no hay plan sanitario, no hay una estrategia del transporte público. Es una política de aluviones. Viene un problema y hacen una medida. Se gobierna a golpe de titular. Falta un proyecto.

¿Cree que Ciudadanos ha hecho bien en apoyar unos Presupuestos que salen adelante gracias al cupo vasco?

No puedes condicionar ni la Moncloa ni los Presupuestos a los intereses particulares de una región. Pero el PP siempre ha funcionado así. Nosotros votaremos en contra de esa Ley de cupo cuando llegue el momento. En los Presupuestos se ha conseguido lo máximo que se podía conseguir antes de romper la negociación y levantarnos. Hemos conseguido 4.000 millones de euros, que no ha conseguido por ejemplo el PSOE. Es una manera de entender la política posibilista y pragmática. 

¿Cree que la dificultad de sacar reformas esta legislatura puede perjudicar a Ciudadanos por estar sosteniendo al PP?

No sé cuál será la factura final de la legislatura. Nuestra voluntad es intentar reformar este país. Y lo primero que presentamos en el Congreso fue la ley integral de autónomos, ya se han puesto en marcha las comisiones de investigación de la financiación irregular del PP y las cajas, hay una comisión para revisar la ley electoral. Llevamos siete meses de legislatura Y es lo que podemos hacer con 32 escaños. Si tuviéramos más haríamos mucho más. A diferencia de otros que están en el circo constante y en el 'no es no' estamos haciendo reformas sabiendo con quién estamos jugando: un PSOE desnortado y un partido conservador que lo que quiere es perpetuarse en el poder al menor coste posible.

Si Sánchez acorta la legislatura y forma un bloque con Podemos y quizá los nacionalistas, mientras el PP vuelve a presentar a Rajoy, ¿no se quedarían ustedes en tierra de nadie?

Estamos en tierra de la mayoría. Estamos ocupando un espacio político que es el que te da la mayoría para ganar unas elecciones. Es una visión liberal de la economía, europeísta, una visión centrada en garantizar el libre mercado y la libre competencia y también muy orientada al componente social que han despreciado tanto el PP como el PSOE. Son políticas sociales como el complemento salarial a las rentas más bajas, el aumento del permiso de paternidad, el programa de 1.200 millones para parados de larga duración. Esa conjunción de una sensibilidad social distinta o mayor que la del PP y una realidad económica más adaptada al siglo XXI es lo que nos hace ser fuertes políticamente. Tenemos un espacio precioso para crecer, representamos la ideología más útil en el siglo XXI, donde vemos que el socialismo está hundido y que los conservadores prefieren el inmovilismo. 

¿Qué es el liberalismo?

Yo lo definiría como la ideología que cree en la libertad de las personas. Y esa libertad a su vez genera inversión y riqueza. Históricamente el socialismo, al igual que los populismos, se ha centrado siempre en el estado de bienestar más que en la generación de riqueza. Para nosotros son fundamentales las dos patas, no pueden desvincularse. Tienes que generar riqueza, apoyar a los emprendedores, a los autónomos, las Pymes, que son las que crean puestos de trabajo. Y esa riqueza luego distribuirla bien: invertirla en generar un estado del bienestar fuerte que se adapte a las aspiraciones de la gente del siglo XXI. Es lo que ya ocurrió en Francia y esperemos que pueda suceder en España si se hacen las cosas bien. 

En política hay mucho trabajo que no tiene 'output', que se queda en un titular y que no se traduce en un beneficio para los ciudadanos

¿Ve factible que Sánchez, Podemos y los nacionalistas saquen a Rajoy de La Moncloa?

El PP no tienen mayoría y se puede encontrar con cualquier tipo de moción de Sánchez o Podemos si consiguen convencer a los independentistas y nacionalistas. Es una decisión que le corresponde al PSOE. Desde luego que haya ganado Pedro Sánchez posiciona más al PSOE en esa orilla más a la izquierda. Nosotros seguiremos como hasta ahora, intentado controlar al Gobierno, intentando que haya estabilidad y a partir de ahí los españoles decidirán.

Han pasado dos años desde las elecciones. ¿La política es como se esperaba?

Está siendo un máster de vida en general. No me imaginaba la política así. Me la imaginaba más solemne en muchos casos. También imaginaba a la clase política como un ente monolítico y no lo es. Como en las empresas o la sociedad civil, he encontrado gente buena, gente mala, gente que trabaja, gente que no... Lo que más rabia me da es que se pierde mucho tiempo en cosas que luego no llegan a nada. Cuando vienes de la empresa privada te gusta que un trabajo concluya con un output. Aquí en política hay mucho trabajo que no tiene output, que se queda en un titular y que no se traduce en un beneficio para los ciudadanos. Pero aún así creo que estamos consiguiendo cosas. Los permisos de paternidad son un ejemplo claro. Aquí en Madrid la bajada de tasas universitarias y las escuelas infantiles se notan en los bolsillos de la gente. Es la verdadera razón por la que estamos aquí, para que la gente vea que la política es útil.

¿Se ve como candidato de Ciudadanos a presidente de la Comunidad de Madrid en las elecciones de 2019?

Falta mucho, pero me veo con ganas e ilusión. Si el partido me da la confianza, me gustaría serlo, pero depende de Ciudadanos y sus afiliados. Ya es un honor trabajar como diputado autonómico y liderar este proyecto en la Comunidad.

Usted quedó fuera del Comité Permanente de la dirección de Ciudadanos. ¿Le molestó?

Lidero un proyecto en la Comunidad de Madrid condicionado cada euro de unos Presupuestos regionales que suman 18.000 millones de euros, y con un equipo de gente con la que estoy encantado. Son gente profesional, gente que viene a volcarse en la política y con un equipo a nivel nacional que es estupendo. No puedo esperar más. Estoy agradecido de vivir la política en primera persona. Yo intentaré mejorar cada día y aportar mi granito de arena. Donde el partido necesite que esté ahí estaré.

Ignacio Aguado.

Ignacio Aguado. Jorge Barreno