Sánchez junto a López en el último pleno en el Congreso del exsecretario general

Sánchez junto a López en el último pleno en el Congreso del exsecretario general Chema Moya Agencia EFE

Política EL FUTURO DEL PSOE

Así apuñalaron sus leales a Sánchez: la candidatura de Patxi López le deja sin espacio

Le aconsejaron en su última etapa en el PSOE, le animaron a dejar su escaño, abanderaron el "no es no". Todos están ahora con el diputado vasco, que se prepara para enfrentarse a Susana Díaz y ocupar todo el espacio de su exjefe de filas.

Pedro Sánchez nunca olvidará la tarde de este sábado. Las que estaban llamadas a ser unas horas de trámite tras un Comité Federal sin sorpresas dieron paso rápidamente a un nuevo huracán sentimental y político cuyo origen hay que buscar hace meses.

Los mismos que hace meses diseñaron la estrategia del congreso exprés que acabó con la dimisión de Sánchez como líder del PSOE; los mismos que le aconsejaron que dejase su acta de diputado para no contradecir al Comité Federal ni traicionar sus principios absteniéndose ante Mariano Rajoy; los secretarios generales regionales que ondearon la bandera del "no es no"; todos ellos forman parte ya, con mayor o menor implicación, de la candidatura de Patxi López al liderazgo del partido.

"Pedro se ha quedado sin espacio propio", responde una de las personas que ha estado con él y con quien habla a menudo. "Y lo que peor me parece es que los que lo aconsejaron para que tomara muchas de sus últimas decisiones ya estaban pensando en otra cosa", lamenta. Según este razonamiento, pensaban en otra candidatura. Hay muchas palabras para definirlo. Unos prefieren "traición" y otros sencillamente "pragmatismo" o visión de futuro.

"Óscar fue el responsable del congreso exprés. Y Patxi y César le recomendaron que dimitiera como diputado para volver luego a presentarse. Él creía que estaban a su lado, pero ahora tiene un cabreo monumental porque los considera, justamente o no, responsables de lo que ha pasado hasta hoy", explica una fuente socialista. 

El diputado por Vizcaya, que fue presidente del Congreso gracias a la designación de Sánchez, que estuvo en su Ejecutiva hasta el final, que defendió el "no" a Rajoy (aunque acabó absteniéndose), no consultó a Sánchez su decisión de presentarse. Ni siquiera se la avanzó antes de comenzar a hacerla pública. El ex secretario general enteró por la prensa al final de la mañana, cuando el rumor ya cobraba fuerza.

Patxi López, a su llegada al Comité Federal.

Patxi López, a su llegada al Comité Federal. Efe

El "¡Os quiero mucho!" de Patxi López

Patxi López entró sonriente al Comité Federal alrededor de las 9 de la mañana.

-¿Presentará su candidatura?, le preguntaron varios periodistas al mismo tiempo.

-"¡Ja! Hoy aprobamos el calendario", dijo como evasiva.

-"Entonces, no lo descarta", insistió una periodista.

-"Eso lo vais a decir vosotros de lo que he dicho ahora. ¿O no?", respondió.

Cuatro horas después, abandonó la sede de Ferraz que aspira a dirigir. Su nombre no estuvo entre la treintena larga de dirigentes que pidieron la palabra a puerta cerrada para debatir sobre el rumbo del PSOE o la fecha del congreso, que finalmente se celebrará en junio con primarias en mayo a las que optará López. Tampoco hizo su anuncio. "¡Os quiero mucho!", dijo a los periodistas con una sonrisa de oreja a oreja. Todo estaba ya decidido. 

Mientras, en la sala de la reunión, el equipo de Idoia Mendia, la secretaria de los socialistas vascos, comunicaba con tranquilidad que López presentaría su candidatura "hoy o mañana" [por el sábado o el domingo]. "No mareará la perdiz", explicaba a este diario uno de los asesores de López.

Díaz, informada en el AVE a Sevilla

Nada más poner un pie fuera de Ferraz, Patxi López se dispuso a hacer una interminable lista de llamadas. Sobre las 15:00 le comunicó sus intenciones a Susana Díaz, la presidenta de Andalucía. Se encontraba en el AVE, de vuelta a Sevilla. Sobre ella recae ahora toda la presión.

La líder de los socialistas andaluces, la primera federación en número de militantes, es la favorita por ese motivo y por alianzas en otras comunidades. Ya se encuentra en precampaña interna y el próximo fin de semana tiene actos con militantes en Castilla y León, una de las comunidades donde cree que puede ampliar apoyos. Sin embargo, Díaz no pensaba anunciar lo que todo el mundo supone hasta dentro de unas semanas. Ahora tendrá que pensar si adelanta el pistoletazo de salida. 

López también se lo comunicó a los exlíderes del PSOE y al resto de líderes regionales, según han confirmado varios de ellos a este diario. Otros, como los de La Rioja, Euskadi, Murcia, Baleares, Galicia, estaban en el ajo y habían mantenido numerosos contactos telefónicos y hasta una reunión, el pasado lunes, donde se acabó de perfilar la estrategia. A las 17:08, un e-mail a los medios de comunicación convocaba a la prensa a una comparecencia este domingo. Ya no había vuelta atrás. 

Neutralizar a Sánchez

Si en algo coincidían este sábado dirigentes de todos los sectores es en que a Pedro Sánchez se le achica el espacio propio. "Patxi se presenta ya para evitar que Pedro se presente. Cree, como todo el partido, que la vuelta de Pedro sería una locura y que Susana está abrasada", explica un presidente autonómico que no participa de la estrategia de López, pero al que no le sorprenden los pasos del diputado, avanzados este periódico hace más de una semana.

Pero el exlehendakari cree que puede ganar. "Lo conozco bien y no se presenta para pelear por una cuota. No tendrá motivos para pactar antes de que voten los militantes y lo que pase después no importa", explica el mismo barón regional. "Patxi tiene la obligación de ir a por todas. No sé si quiere pactar, pero ahora no puede transmitir esa sensación", dice un referente del partido. 

López tiene algunas ventajas y apoyo por parte del electorado socialista, como muestra la reciente encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, publicada el sábado pasado.

Daniel Basteiro

Es conocido, respetado en la organización, considerado como un "hombre de partido" que al final pondrá al PSOE por encima de su ambición personal. Tiene una sensibilidad sobre el conflicto territorial supuestamente más grande que la de Díaz y defendió el "no" a Rajoy hasta que el Comité Federal decidió la abstención. A estos rasgos, defendidos como virtudes por sus partidarios, se suma que su imagen no ha salido tan perjudicada como la de Díaz y Sánchez tras la cruenta guerra interna de los últimos meses.

"Sólo hay una candidatura del no"

Pero también tiene puntos débiles. A diferencia de Sánchez o de los 15 diputados del "no", López acabó absteniéndose ante Rajoy, precisamente por esa cultura de partido y para no contradecir al Comité Federal. Y eso puede ser un problema a la hora de ganarse a las plataformas que entonan, puño en alto, el "no es no" de Sánchez. Fue lehendakari gracias al apoyo del PP y desde entonces, tenga mucho o poco que ver, el socialismo vasco no levanta cabeza hasta situarse en una posición poco menos que testimonial, que ahora completa en el Gobierno la mayoría del PNV. 

"Somos la candidatura del no", explica uno de los secretarios generales regionales opuestos a Díaz. "Y sólo hay una. No puede haber más porque si no sería favorecer a la otra candidatura", explica.

"A Pedro le hace falta tiempo"

"Puede que a Pedro le haga falta un tiempo para recomponerse y acomodarse a la nueva situación, pero lo hemos hablado con él desde el primer momento. Tenemos que sumar fuerzas para recuperar el partido", argumenta. 

Según la tesis de los cercanos a López, a Sánchez no le quedará más remedio que apoyarle. Aunque ahora se sienta traicionado. Aunque sólo sea por evitar que gane Díaz, de quién está ideológicamente más alejada que del exlehendakari, su antiguo colaborador. Aunque sólo sea porque Patxi López puede ser su última oportunidad de sobrevivir política y quien sabe si laboralmente.