Iglesias y Errejón en la noche electoral del 26-J.

Iglesias y Errejón en la noche electoral del 26-J. Dani Pozo

Política HACIA VISTALEGRE II

Iglesias gana por la mínima a Errejón el primer asalto por el control de Podemos

El secretario general se impone por solo 2.000 votos a su secretario político en la consulta a las bases del partido sobre cómo será la votación de Vistalegre II.  

Pablo Iglesias gana a Íñigo Errejón el primer asalto por el control de Podemos. La corriente pablista y oficialista "Podemos para todas" se ha impuesto a los errejonistas de "Recuperar la ilusión" y a los anticapitalistas de "Podemos en movimiento" en la consulta a las bases sobre cómo se votará en la Segunda Asamblea Ciudadana, bautizada como Vistalegre II. Así lo acaba de anunciar el secretario de Organización, Pablo Echenique.

Con esta esperada victoria, el secretario general del partido morado se sale con la suya de cara al cónclave que decidirá el futuro de la formación, teniendo en cuenta que las votaciones serán a su medida. Pero su posición no queda tan reforzada como se creía, teniendo en cuenta que solo ha ganado por la mínima, 2.4000 votos y un 2,5% de diferencia, a Errejón. La propuesta del secretario general ha obtenido un 41,7% de votos (40.830), por el 39,12% (38.419 sufragios) de la propuesta del secretario político. Un resultado ajustadísimo, por tanto. Los anticapitalistas se han quedado en 10.313 apoyos (un 10%). 

Teniendo en cuenta lo apretado del resultado, el secretario de Organización, Pablo Echenique, uno de los principales apoyos de Iglesias, ha tenido que responder varias cuestiones acerca de la división en el partido morado. Su tesis para negar esas diferencias es que en esta ocasión se votaba sobre proyectos de votación para Vistalegre II, pero no sobre personas. 

La participación

En esta consulta a las bases han votado 99.077 inscritos en la web del partido morado. Se trata de menos de un 25% de los más de 400.000 inscritos en Podemos, sí, pero es casi u récord de participación en las diferentes votaciones que ha planteado la formación de los círculos a sus bases.

Los citados resultados se conocen después de que esta mañana Podemos haya retrasado a las 18.00 horas el anuncio sobre la victoria en la consulta a sus bases que ha enfrentado a Iglesias e Errejón. Un "problema técnico" que ha sido "previo al recuento" es la causa, según explican fuentes del partido morado. Así, continúa el suspense.

El propio Pablo Echenique, encargado de anunciar este jueves los esperados resultados de esta consulta, ha publicado un mensaje en Twitter al respecto: 

 

QUÉ SE DECIDÍA

Los inscritos de Podemos votaron entre el pasado domingo y el pasado martes para elegir el sistema de votación que se utilizará en la Segunda Asamblea Ciudadana, más conocida como Vistalegre II, que se celebrará entre los días 10 y 12 de febrero en Madrid. Pablo Iglesias convocó este referéndum a las bases que irritó a sus rivales internos porque desconocían la propuesta. Lo que se decedía en la consulta son dos cosas principales: qué fórmula se usa y qué se vota exactamente. Se trataba, en suma, de una votación sobre una votación.

QUIÉN COMPETÍA Y CON QUÉ PROPUESTAS

Compiten varios proyectos, pero los principales son tres que se corresponden con otras tantas corrientes del partido morado. Los pablistas compiten bajo el nombre de "Podemos para todas" y proponen un sistema electoral, llamado "Desborda" por su creador, Pablo Echenique, que se basó en el sistema Borda, el mismo que se utilizó recientemente en las primarias de Madrid. Iglesias y sus afines quieren que en Vistalegre II se vote conjuntamente tanto los documentos que regirán el partido como las candidaturas de las personas que tendrán que dirigir la nave.  

Los errejonistas, agrupados bajo el lema "Recuperar la ilusión", no han bautizado el sistema de votación que proponen, pero dicen que es "un sistema proporcional puro" que garantiza mejor que ningún otro que cada lista obtenga una representación según los votos obtenidos. El gran debate abierto en el seno de Podemos es que este sector de Errejón quiere separar "los proyectos de las caras", lo que, en otras palabras, consiste en que por un lado se voten los documentos organizativos y por otro se voten las candidaturas personales. 

Por último, los anticapitalistas, con "Podemos en movimiento", defienden un sistema de votación llamado Dowdall, una variación del citado Borda. Y, respecto a qué se debe votar, defienden una suerte de vía intermedia entre los otros dos sectores: votar conjuntamente las listas y una parte de los documentos y, después, votar sobre el resto de documentos.