Manifestantes en los juzgados de Málaga

Manifestantes en los juzgados de Málaga EFE

Malaga

Condenada por atentar contra los sentimientos religiosos en la 'procesión del chumino rebelde'

La acusada, que concurrió en las listas de las municipales por Málaga Ahora en 2015, tendrá que pagar una multa de 2.700 euros 

23 noviembre, 2020 19:06
Málaga

Noticias relacionadas

Siete años y medio después de la procesión del santo chumino rebelde, el Juzgado de Instrucción nº11 de Málaga ha fallado a favor de la Asociación de Abogados Cristianos. El juez ha condenado a la acusada, Elisa Mandillo, por un delito contra los sentimientos religiosos.

La condenada tendrá que hacer frente a 2.700 euros de multa. Mandillo, identificada como una de las organizadoras de la protesta, concurrió a las elecciones municipales de 2015 en las listas de Málaga Ahora, la confluencia de partidos del entorno de Podemos

Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, en conversación con EL ESPAÑOL, ha declarado que están "contentos" con el fallo de juez. Creen que la sentencia es importante "porque tienen que ver que no se puede atacar gratuitamente los sentimientos religiosos de las mujeres católicas". En este sentido, Castellanos ha calificado los incidentes de 2013 como "gratuitos e innecesarios". Consideran la procesión del chumino rebelde como un ataque.

La asociación pedía hasta un año de cárcel para Mandillo, aunque han confirmado que su intención "no es que nadie vaya a prisión". "Nosotros solicitamos penas acordes al código, pero somos conscientes de que pidiendo un año, no iría a la cárcel. Ese no es nuestro objetivo, sino que no se vuelva a repetir" esa procesión, insiste Castellanos.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, consta que se absuelve a la acusada del delito de provocación a la discriminación, odio y violencia. El juez también afirma que la procesión del santo chumino rebelde "no puede considerarse amparada en la libertad de expresión la conducta de la acusada, pues llevó a cabo actos gravemente ofensivos y vejatorios para los sentimientos de los católicos".

Chumino rebelde

La procesión tuvo lugar el 8 de marzo de 2013, en plena ola de críticas contra la ley del aborto que pretendía promulgar el entonces ministro Alberto Ruiz Gallardón. Coincidiendo con la manifestación del Día de la Mujer, un grupo de personas realizó esta marcha.

Las manifestantes portaban una gran vagina de látex y lanzaban proclamas contra la Iglesia Católica, utilizando oraciones modificadas o música sacra en el transcurso de su paso por las calles, algo que se refleja en la sentencia.

Similares características presentaba la procesión celebrada el 1 de mayo de 2014 en Sevilla. Sin embargo, las tres acusadas de aquellos hechos fueron absueltas. Según el juez del Juzgado de lo Penal de Sevilla, la "procesión de la anarcofradía del santísimo coño insumiso y el santo entierro de los derechos socio-laborales" no buscaba "ofender los sentimientos religiosos".