Ciudadanos cruzando el paso del Tarajal, en Ceuta, en una imagen de archivo.

Ciudadanos cruzando el paso del Tarajal, en Ceuta, en una imagen de archivo. EFE

España MARRUECOS-ESPAÑA

Marruecos pone fecha para la reapertura de las fronteras con Ceuta y Melilla: marzo de 2022

El jefe de fronteras, Khalid Zerouali, ya ha dado órdenes a las autoridades de Nador y Tetuán para preparar el terreno. 

17 noviembre, 2021 09:05
Túnez

Noticias relacionadas

El viernes y el sábado fueron días decisivos en Rabat para poner fecha a la esperada reapertura de las fronteras terrestres de Marruecos con Ceuta y Melilla, cerradas desde el 13 de marzo de 2020.

La intención del Gobierno marroquí es recuperar el tránsito en marzo de 2022, dos años después del cierre. Ahora bien, en los puestos fronterizos se habilitará un solo paso: Beni Ensar en Melilla y el Tarajal I en Ceuta, con privilegios de acceso para los ciudadanos de las regiones de Nador y Tetuán, así como para los ceutíes y melillenses.

De esta manera, quedará restringida la entrada por Farjana, Barrio Chino y Mariguari en Melilla, y el Tarajal II en Ceuta, por donde los porteadores pasaban la mercancía desde España a Marruecos.

Con unas condiciones similares a las adelantadas en EL ESPAÑOL en el mes de abril, los ciudadanos de Nador y Tetuán compartirán derechos con los ceutíes y los melillenses. Así, empresarios que tienen negocios en Marruecos, como algunos hebreos, tendrán privilegios para pasar como trabajadores transfronterizos.

Posteriormente, se habilitará el turismo, que llegará a Marruecos en avión o barco, y no a través de los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla. Sin embargo, desde el país vecino se podrá acceder a las ciudades españoles para hacer compra o turismo, pero sin poder salir al exterior.

Marzo de 2022 es la primera fecha que se baraja en Marruecos desde que en 2020 se cerraron los pasos fronterizos debido a la pandemia. Rabat envió un primer aviso interno a Madrid en el mes de abril, comunicando que, como mínimo, no se reabrirían las fronteras hasta finales de septiembre de 2020.

Ya entrado el otoño del año pasado, la reapertura se pospuso al menos hasta mediados 2021, con pocas expectativas de que fuera posible, pues Rabat quería resolver antes algunos proyectos de desarrollo en el norte del país y celebrar las elecciones legislativas para formar un nuevo gobierno sin islamistas y más cercano al palacio real.

En principio, la operación de reapertura de fronteras estará liderada por Khalid Zerouali, encargado de la vigilancia migratoria y de fronteras del Ministerio del Interior, que ha viajado varias veces a la zona colindante con Ceuta y Melilla.

Zerouali se reunió la semana pasada con todos los gobernadores, alrededor de 40, y con los 12 walis de Marruecos para preparar las diferentes inauguraciones en el país a las que asistirá el rey Mohamed VI, que ya salió de su recogimiento en el palacio real de Fez, en el que reside desde diciembre de 2020.

Posteriormente, Zerouali mantuvo un encuentro más restringido con los gobernadores de Nador y Tetuán y los walis de Oujda y Castillejos para advertirles de que deben tener "todo listo para marzo de 2022".

La apertura es un hecho, "haya las condiciones que haya, aunque se dé otra escalada de la Covid-19", mantienen a EL ESPAÑOL fuentes cercanas a Rabat.

Antes, se espera a la celebración de la reunión de altos cargos de los ministerios del Interior y Asuntos Exteriores marroquíes el próximo mes de enero en Madrid, anunciada por EL ESPAÑOL esta semana, y a la que también asistirá Zerouali.

.

Ralajar la tensión

Marruecos decide relajar ahora la tensión con España y la Unión Europea, y da un paso al aliviar la asfixia en la que se encuentran Ceuta y Melilla desde hace más de un año y medio.

¿Por qué ha elegido Rabat 2022? Marruecos ya tiene firmados contratos de cooperación con tres grandes aliados: Reino Unido, Israel y Estados Unidos. Además, tiene prevista la ampliación del aeropuerto de Tetuán, puso en marcha el aeropuerto internacional de Nador, y tiene fecha para abrir el nuevo puerto de Nador West Med, que junto al de Tánger Med, pilotará las mercancías africanas en El Estrecho y el Mediterráneo, y abrirá el acceso al turismo.

Precisamente, este pasado lunes, la embajada estadounidense en Rabat compartía en su cuenta de Twitter fotografías de Raymond F. Greene, encargado de negocios, en una reunión con el alcalde de Oujda, Mohamed El Azzoui, "para discutir proyectos conjuntos diseñados para desarrollar habilidades laborales y oportunidades de empleo, especialmente para los jóvenes de la región". Lo mismo se ha hecho en la parte occidental, con inversiones en la economía e industria para dar trabajo a la población local. Por las regiones colindantes con Ceuta y Melilla también desfilaron el ex embajador de Reino Unido, Thomas Reilly, y el actual, Simon Martin.

En abril, una delegación de 26 empresarios israelíes dedicados al comercio y el turismo, acompañados de dos agentes de Inteligencia y de ocho escoltas pasearon por Oujda, Nador y Casablanca, aunque tampoco dejaron de visitar la ciudad de Melilla. En el futuro, Israel abrirá bares y discotecas desde el Puerto de Beni Ensar a Nador y un casino en Atalayoun, además de entrar en la industria medicinal del cannabis del Rif.

El objetivo de Marruecos es tender a la autonomía económica, al mismo tiempo que obligar a Ceuta y Melilla a depender de sus recursos e infraestructuras.