Manifestantes de Tsunami y policías franceses en la AP-7.

Manifestantes de Tsunami y policías franceses en la AP-7. Reuters

España

La Policía francesa detiene a 18 manifestantes de Tsunami en el desalojo de La Junquera

Los manifestantes se han desplazado a la carretera N-II y bloquean el municipio gerundense unos cinco kilómetros al sur de la AP-7.

La Gendarmería francesa ha detenido este martes a 18 personas por el bloqueo del tráfico en la frontera franco-española, en la zona de La Jonquera, tras la intervención policial iniciada esta misma mañana. Se trata de 18 españoles que han sido remitidos al Tribunal de Gran Instancia de Perpiñán, donde el Fiscal deberá decidir si imputarlos por obstaculizar la libre circulación o si los pone en libertad.

Agentes de la Police Nationale y de la Gendarmerie de Francia han desalojado a los manifestantes de Tsunami Democràtic que mantenían el bloqueo en la AP-7 en la frontera con Francia entre La Jonquera (Girona) y la localidad francesa de Le Perthus. Tras ello, se los manifestantes se han desplazado a la carretera N-II y bloquean el municipio gerundense de La Jonquera, unos cinco kilómetros al sur.

Además, han hecho un llamamiento para bloquear la frontera en Irún con Francia desde las 18.00 horas. Tsunami ha afirmado que "es la hora de una solución democrática para ataluña y Euskal Herria". Aseguran que "España es el problema" y que "sólo ofrece represión e imposición".

La policía francesa ha advertido a los manifestantes, que estaban sentados en la carretera, de que procederían al desalojo de la vía, y sobre las 8 horas de este lunes ha iniciado una actuación para retirar a los manifestantes, que se agarraban entre ellos para evitarlo.

Después de casi veinticuatro horas de bloqueo de la autopista, el dispositivo policial se ha reforzado con numerosos vehículos y los agentes franceses han comenzado a retirar, una a una, a las personas sentadas sobre el asfalto. Al menos 19 personas han resultado heridas en el proceso.

Desalojan a los manifestantes de Tsunami de la AP-7

Durante la actuación se ha lanzado gas lacrimógeno a los manifestantes, algunos de los cuales han marchado corriendo de la zona por su efecto.

Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha asegurado en Catalunya Radio que les "preocupar la seguridad personal de los manifestantes" y ha pedido "que la operación se haga con cuidado", alegando que "no tiene por qué haber cargas en este desalojo".

Los antidisturbios de la Gendarmerie estaban desplegados en el extremo norte de la protesta en la A-9 francesa, que es la continuación de la carretera AP-7 que une Francia con España.  Los Mossos pidieron a través de megafonía a los manifestantes que abandonen su protesta.

Sobre las 7.30 una quincena de furgonetas de los agentes franceses ha llegado a la concentración y allí se han desplegado numerosos antidisturbios. A su llegada han recibido gritos de "libertad presos políticos", "no pasarán" y "somos gente de paz".

Los centenares de manifestantes han pasado la noche en tiendas, coches, autocaravanas, aunque alguno de ellos ha dormido a la intemperie, y se han encendido algunas hogueras para calentarse.