Roger Torrent, en una reunión de la Mesa del Parlament catalán./

Roger Torrent, en una reunión de la Mesa del Parlament catalán./ Efe

España

El Parlament aprueba la moción de autodeterminación de la CUP, burlando al TC

El Parlament había cambiado la orden del día para no incurrir en desobediencia ante el previsible fallo del TC que impediría su tramitación. 

El Parlament ha aprobado la moción de autodeterminación de la CUP después de que las fuerzas independentistas de ERC, JxCat y la CUP, junto a los comunes, hayan aunado esta mañana sus 70 votos para cambiar el orden del día de la sesión plenaria y adelantar la moción que contraviene resoluciones anteriores del Tribunal Constitucional.

La moción se ha votado 61 votos a favor, ninguno en contra, 8 abstenciones y 21 no presentes ya que Ciudadanos ha abandonado el hemiciclo antes de la votación.

El cambio del orden del día ha sido sometido a votación en el hemiciclo antes de que comenzara el pleno, lo que ha generado quejas de la bancada de Cs, el PSC-Units y el PPC. El objetivo era evitar incurrir en desobediencia, una vez que se esperaba que la decisión del TC impidiera la tramitación de la moción. 

El Tribunal Constitucional ha aprobado dos providencias por las que se admiten a trámite los dos incidentes de ejecución de sentencia interpuestos por el Gobierno (aprobados en el Consejo de Ministros del pasado viernes) y se suspende la vigencia de los Acuerdos de la Mesa del Parlament de 29 de octubre y 5 de noviembre de 2019, que insisten en el derecho de autodeterminación y en el objetivo de la independencia.

Ambas providencias advierten al presidente del Parlament y a los miembros de la Mesa de su obligación de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada, bien como de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir de no impedir y facilitar la tramitación de las leyes evidentemente inconstitucionales.

Cs, que se ha levantado del pleno a la hora de la votación, le ha afeado el cambio de horario súbito decidido por Torrent y le acusa de hacerlo para evitar que llegue el requerimiento del TC que previsiblemente suspendería el acuerdo del Parlament. "Otra maniobra y chancullo de esta Mesa", señala Carrizosa.