Jesús Loza, delegado del Gobierno en el País Vasco en una imagen de archivo.

Jesús Loza, delegado del Gobierno en el País Vasco en una imagen de archivo. EFE

España

El delegado del Gobierno en el País Vasco recula tras anunciar una nueva política para presos de ETA

Jesús Loza aseveró que el Gobierno trabaja en una nueva Vía Nanclares; al rato, pidió "disculpas" y negó sus propias afirmaciones en un comunicado.

Noticias relacionadas

Las declaraciones del delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, han provocado un terremoto en el Ministerio de Interior. En la tarde de este jueves, anunciaba en una entrevista radiofónica que estaba trabajando en la puesta en marcha de una Vía Nanclares 2 para presos de ETA; a las pocas horas y en un comunicado, ha reculado en su afirmación y ha pedido "disculpas si alguien se ha podido molestar por sus palabras".

En sus declaraciones, que han tenido lugar en la SER y han sido recogidas por EFE, Jesús Loza ha aseverado que el Gobierno trabaja en la posibilidad de desarrollar una Vía Nanclares 2. Recordemos que la llamada Vía Nanclares -bautizada así por el nombre de la cárcel alavesa en la que se aplica- es una política de reinserción de aquellos presos de ETA que colaboren con la Justicia para esclarecer sus crímenes y manifiesten su arrepentimiento.

En este sentido, Loza ha señalado que la nueva política podría recibir el nombre de Vía Zaballa, en referencia a la nueva cárcel del pueblo de Nanclares. Según ha afirmado, el Gobierno trabaja en "establecer de cara a futuro la posibilidad de que se abra una vía para que esos presos puedan reinsertarse, pero se encuentran con un obstáculo, y es que el mundo del EPPK [el colectivo de presos de ETA] y el mundo de la izquierda abertzale en general les ha marcado dos líneas rojas: la delación y el arrepentimiento".

En este sentido, Loza ha señalado que "la delación no es obligatoria, pero la autocrítica es fundamental". También que tiene "indicios" de que varios presos de ETA estarían interesados en esta nueva vía, pero que sería necesario que se formase un Gobierno tras las elecciones para ponerla en marcha.

Así se pondría en marcha "un acercamiento progresivo con llegada a Zaballa y después toda la reflexión que tienen que hacer ellos con la posibilidad de paso a terceros grados o libertades condicionales".

La rectificación

Pocas horas después de esa entrevista, el delegado del Gobierno ha emitido un comunicado en el que recula de sus valoraciones: "No ha sido esa mi intención y quiero rectificar y decirlo de forma explícita. La política penitenciaria la dirige, y con gran acierto, el Ministerio del Interior y ha estado y estará siempre en el marco de la legalidad española".

Jesús Loza niega ahora que haya "ninguna Vía Nanclares abierta ni previsiones en esa línea": "Pido disculpas si alguien se ha podido molestar por mis palabras". Y añade: "Mi reflexión se produce desde la experiencia de años pasados de trabajo en materia penitenciaria, desde la sensibilidad de alguien amenazado por ETA que busca que ese mundo realice una autocrítica de su pasado".