Embarcaciones incautadas en el Campo de Gibraltar, acumuladas en los depósitos.

Embarcaciones incautadas en el Campo de Gibraltar, acumuladas en los depósitos.

España NARCOTRÁFICO

Alerta policial en Campo de Gibraltar: los barcos intervenidos a los 'narcos' colapsan los depósitos

Los agentes implicados en su custodia urgen a la Junta de Andalucía a que busque soluciones al colapso, que constituye un problema de seguridad.

Noticias relacionadas

Son barcas ligeras, discretas y con motores de gran potencia. Con ellas, los narcotraficantes cruzan sus fardos hasta las costas españolas. Cuentan con un amplio dispositivo y su actividad es constante, especialmente en el Campo de Gibraltar. Tanto, que los agentes desplegados en la zona se dicen desbordados. Una sobrecarga que se traslada también a sus depósitos, donde acumulan las pruebas intervenidas. Incluidas las barcas, que colapsan las instalaciones policiales.

El cambio de normativa -y la falta de adecuación de los espacios, según denuncian los agentes- propició la situación. Desde Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera se pedía desde hacía tiempo que se prohibiese la navegación de las barcas que habitualmente utilizan los narcotraficantes, normalmente conocidas con el nombre de gomas o planeadoras.

En marzo de 2018, el ministro de Interior Juan Ignacio Zoido anunció que prohibiría la fabricación y uso de estas barcas; la promesa fue recogida por su sucesor, Fernando Grande-Marlaska, que la aplicó en octubre de ese mismo año. Los agentes destinados a la lucha contra el narcotráfico aplaudieron la configuración de aquella reivindicación histórica.

Las gomas y planeadoras

Los efectos son palpables. Miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sostienen que en los últimos meses se ha registrado una reducción de desembarcos, si bien siguen suponiendo un grave problema de seguridad en la región.

Desde entonces se ha intervenido una gran cantidad de embarcaciones de estas características. La mayoría de ellas son negras, para ocultarse en la oscuridad de la noche, y tienen una superficie extensa para cargar los fardos de drogas. Además cuentan con motores de gran cilindrada para no ser capturados por las fuerzas policiales.

Un mensaje a la Junta

Pero, ¿qué hacer con las barcas intervenidas? Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Sindicato Unificado de Policía (SUP)Sindicato Independiente de la Agencia Tributaria (SIAT) y diferentes asociaciones del Campo de Gibraltar denuncian la falta de infraestructuras. "Los depósitos de Guardia Civil y Vigilancia Aduanera están hasta arriba, detalla José Encinas, secretario general provincial de AUGC Cádiz, en conversación con EL ESPAÑOL.

Todo ello con los problemas que conlleva. No es lo más "saludable", señala Encinas, que las pruebas intervenidas se acumulen con "descontrol". Principalmente, por el problema de seguridad que conlleva. "Llegará el momento en el que no haya agentes para custodiar tan barca", detalla. Pero también de seguridad. Porque en muchas de ellas pueden quedar algunos restos de combustible, sensible a las altas temperaturas veraniegas.

"El problema es que la solución tendría que implicar a diferentes instituciones que no se ponen de acuerdo en construir depósitos de mayor espacio para las barcas", insiste Encinas. Principalmente habla de la Junta de Andalucía, a la que urge a tomar decisiones "urgentes" frente a esta situación.