Vicente Vallés y Ana Pastor durante una comparecencia para presentar el debate.

Vicente Vallés y Ana Pastor durante una comparecencia para presentar el debate. Europa Press

España

Atresmedia deja fuera a Vox y propone un debate a cuatro tras el revés de la Junta Electoral

El grupo de comunicación anuncia un recurso ante la Junta Electoral para incluir a Vox, pero ya anticipa su propuesta sin Abascal para asegurarse el debate. 

Noticias relacionadas

Atresmedia propone un debate a cuatro con Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera, pero no Santiago Abascal. Así ha informado el grupo de comunicación en un comunicado después de que la Junta Electoral Central dejase en suspenso la celebración del debate. El órgano, encargado de velar por que se cumple la ley electoral, considera que la participación de Vox incumple la normativa por no haber logrado un resultado significativo en unas elecciones en España.

"Tras el requerimiento de la Junta Electoral Central que impide la celebración de un debate a cinco", Atresmedia "readapta el formato de su debate con la de participación de los cuatro candidatos a la presidencia del gobierno por parte del PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos", indica el comunicado. 

Este formato a cuatro es el que había planteado RTVE, pero el PSOE lo rechazó para aceptar la cita de Atresmedia porque quería que en el contraste de proyectos de cara a las elecciones del 28 de abril estuviera también Vox. 

La decisión de Sánchez provocó un hondo malestar en RTVE. Los Consejos de Informativos de la corporación pública lamentaron la decisión del presidente del Gobierno, justificada oficialmente por la importancia de Vox, pero que esconde otros intereses como la polarización entre Sánchez y Abascal en detrimento de Casado y Rivera. Los trabajadores de RTVE se han organizado para advertir a Sánchez de que aún no es demasiado tarde para debatir en la televisión pública y una petición en Change.org ya reúne más de 43.000 firmas exigiéndolo

Antes del comunicado de Atresmedia readaptando el debate para que fuese a cuatro, el PSOE aseguró que estudiaría cualquier nueva propuesta. "El Comité Electoral del PSOE desea comunicar que respeta la decisión de la Junta y escuchará y estudiará las distintas alternativas de debate que se planteen en los próximos días", aseguraron fuentes de Ferraz.

El Comité Electoral socialista también hizo pública "la disposición de Pedro Sánchez a debatir con otros candidatos en los términos acordados por el/los medio/s de comunicación que organicen el debate y los representantes de todas las fuerzas políticas concernidas", abriendo la puerta a que el debate se celebre en medios distintos a los del grupo de Antena 3, La Sexta y La Razón. 

Por su parte, el líder del PP ha aprovechado para reclamar de nuevo un cara a cara con Sánchez que el PSOE siempre ha rechazado.

"En su condición de referente informativo, Atresmedia insiste en el interés periodístico del debate a cinco como el más relevante para los ciudadanos", explica el comunicado. "Durante las últimas semanas y en todo el periodo de campaña, todos los partidos han tenido y tendrán la oportunidad, a través de entrevistas, informaciones e, incluso otros debates -como recoge el escrito de la Junta Electoral Central- de trasladar sus mensajes", dice la nota. 

El grupo de comunicación estudia un recurso la decisión de la Junta Electoral Central, a pesar de que el escrito del órgano es firme y sólo es recurrible ante el Tribunal Supremo. 

Las razones de la Junta Electoral

En su escrito, la Junta Electoral dio la razón a Coalición Canaria, ERC y PDeCAT, que reclamaban estar en el debate, y ofreció a Atresmedia modificar el formato. Según el órgano que vigila el cumplimiento de la ley electoral, los medios privados tienen que garantizar el pluralismo, algo que no se lograba excluyendo de esas citas a partidos que tenían más votos y representación que Vox. 

El precedente del debate a cinco de hace cuatro años, en el que participaron Podemos y Ciudadanos sin haberse presentado antes a las generales no es válido, según la Junta Electoral. En aquel caso, los morados y naranjas venían de unas elecciones europeas, en 2014, donde lograron una representación destacada en unos comicios de ámbito territorial idéntico a unas generales. 

En este caso, Vox no cuenta con ese precedente y su 0,1% de los votos en las últimas elecciones generales, a las que sí se presentó en 2016, no puede considerarse relevante, según el órgano.