El líder de podemos, Pablo Iglesias.

El líder de podemos, Pablo Iglesias.

España

Iglesias denunció el pasado octubre el pirateo de una de las cámaras de seguridad de su chalé

Una de las cámaras colocadas por la Guardia Civil había sido intervenida y emitía en directo en una web abierta en Internet.

Podemos denunció a Interior a finales de octubre que una cámara que formaba parte del dispositivo de seguridad de la Guardia Civil instalada en el exterior del chalé de Pablo Iglesias había sido pirateada y que las imágenes circulaban por Internet a través de una web que emitía en directo. 

Según adelanta el diario El País y han confirmado a Efe fuentes conocedoras del caso, Podemos conoció a través de un mensaje anónimo que esa cámara, colocada en el exterior del chalé de Iglesias en Galapagar (Madrid) y que apuntaba a la entrada de la vivienda, había sido intervenida. 

A finales de octubre pasado la formación de Iglesias puso en conocimiento de la Policía que la cámara había sido pirateada, tras lo que las autoridades policiales solucionaron el problema y comunicaron a Podemos que estaba solventado, aunque el partido no tiene constancia de que se abriera ninguna investigación al respecto, según las fuentes consultadas por Efe.

Las mismas fuentes recalcan que, tal y como señala El País, los detalles del dispositivo de seguridad que el Ministerio del Interior aprobó para aumentar la vigilancia en la vivienda del líder de Podemos se filtraron y difundieron días antes de que la cámara fuera hackeada.

A este respecto, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha acusado al ministro Fernando Grande-Marlaska de "no haber acabado con las cloacas del Estado". Según el dirigente del partido morado, "sigue habiendo policías implicados en esta trama de guerra sucia trabajando y cobrando un sueldo público, como Fuentes Gago", lo que demuestra, según la formación que ha ejercido de socia del Ejecutivo socialista que "no ha habido voluntad real de limpiar la basura" que Echenique considera "de enorme gravedad".

Las cámaras se sustituyeron por la garita de la Guardia Civil

Las fuentes explican que la cámara pirateada estaba camuflada y vigilaba el perímetro exterior del chalé de Galapagar donde viven Iglesias y Montero, una medida de seguridad que se adoptó para evitar pintadas en la fachada y, sobre todo, para proteger el coche policial también camuflado y que formaba por entonces parte del dispositivo de seguridad sobre la vivienda. 

Fuentes de Interior consultadas por Europa Press precisan que la cámara de vigilancia sobre el perímetro exterior del chalé siguió activa "unas semanas", ya que poco después de este incidente se desinstaló y se sustituyó por la actual garita de la Guardia Civil que vigila la vivienda.

Esta denuncia se suma al escándalo del supuesto espionaje por parte de Villarejo al líder de Podemos, que vio su intimidad escrutada por el robo del teléfono móvil a su jefa de gabinete, con intención de establecer una campaña que mermase la popularidad de Iglesias fabricando falsas pruebas de financiación ilegal.

Según el líder de Podemos, las 'cloacas' del Estado siguen activas en la actualidad, algo que ha negado en reiteradas ocasiones el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.