Albert Rivera, en el Congreso.

Albert Rivera, en el Congreso.

España

Rivera suma a PP y PDeCAT en apoyo de la concertada y derrota al Gobierno

La proposición de la formación naranja ha evitado que Sánchez elimine las deducciones en la renta de los padres cuyos hijos disfrutan este modelo.

Ciudadanos, PP y PDeCAT se han aliado este martes en el último Pleno de la legislatura para votar a favor de una propuesta del partido de Rivera que evita la eliminación de las deducciones en el Impuesto de la Renta a los padres de hijos escolarizados en colegios concertados. 

La proposición no de ley de los naranjas ha salido adelante con 173 votos a favor frente a las 163 en contra y cuatro abstenciones: se han opuesto PSOE, Podemos, PNV y ERC. Ciudadanos plantea evitar "inseguridad jurídica" y un "menoscabo económico" a las familias. 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había señalado que los padres se estaban deduciendo de forma incorrecta algunas aportaciones, algo que fue tomado por los colegios concertados como una amenaza. 

Ciudadanos ha conseguido de esta forma alejar "el castigo" de Hacienda y pide al Ejecutivo no elevar "la presión fiscal sobre la clase media y trabajadora".

También ha acusado al Gobierno de iniciar una "guerra ideológica y fiscal" contra este modelo educativo que congrega al 25% de los alumnos español.

"Moderados y liberales"

El presidente de Ciudadanos ha animado este martes a los socialistas "moderados y constitucionalistas" que no comulgan con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los "liberales" del PP críticos con su partido a sumarse al proyecto de la formación naranja ante las elecciones de esta primavera.

En la presentación de Joan Mesquida como candidato a las primarias de Cs para encabezar la lista al Congreso por Baleares, Rivera se ha mostrado convencido de que "mucha gente" en el PSOE piensa como él y critica la postura del Ejecutivo de Sánchez ante el independentismo catalán y el nacionalismo.

Tras dirigir la Policía Nacional y la Guardia Civil y ser secretario de Estado en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Mesquida abandonó el PSOE el año pasado. En su opinión, Sánchez tiene "una ambición desmedida por el poder" y eso le ha llevado al olvidar el compromiso de su partido de no apoyarse en fuerzas separatistas para gobernar.

Por eso, ha añadido, exdirigentes socialistas que ocuparon cargos en el Gobierno, como Alfonso Guerra, José Bono o Alfredo Pérez Rubalcaba, decidieron no apoyar a Sánchez, y por el mismo motivo ha sido criticado por los presidentes autonómicos de Aragón, Javier Lambán, Asturias, Javier Fernández, y la expresidenta andaluza Susana Díaz.