La cruz del Valle de los Caídos, en una imagen de archivo.

La cruz del Valle de los Caídos, en una imagen de archivo. Reuters

España FRANCO

El Gobierno admite que podría no tener tiempo de exhumar a Franco antes del 28-A

"Si el Gobierno tiene tiempo, procederá a hacer lo que ha sido su intención desde el principio".

El Gobierno ya no está en condición de asegurar que la legislatura concluirá con Francisco Franco fuera del Valle de los Caídos. Así lo ha asegurado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros. 

"Si el Gobierno tiene tiempo, procederá a hacer lo que ha sido su intención desde el principio", ha dicho. Previamente, al ser preguntada directamente si el Ejecutivo se comprometía a llevar a cabo la exhumación, Celaá ha declinado contestar. 

"El Gobierno ha cumplido, viene cumpliendo", ha dicho Celaá refiriéndose al proceso administrativo de exhumación impulsado por el Gobierno desde que Pedro Sánchez llegó al poder. "Hemos llegado al final" del proceso, que ha sido "largo" pero "garantista". "Ojalá las víctimas del dictador hubieran tenido las mismas garantías que la familia de Franco", ha dicho. 

Es la primera vez que el Gobierno admite que puede dejar la Moncloa sin cumplir con una de las primeras promesas de Pedro Sánchez, solemnizada desde los primeros compases de la legislatura por el propio jefe del Ejecutivo. 

Entre el Vaticano, el prior y el Supremo

La Iglesia ha asegurado, con una carta del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, que no se opone a la exhumación. Pero el prior del monasterio del Valle de los Caídos ha dicho que no la permitirá y no está claro que el Vaticano esté dispuesto a intervenir para forzar al prior a permitir la exhumación. 

"Si la Iglesia se sometiera a los deseos del prior, tendría un daño reputacional de magnitud significativa", ha advertido Celaá. "La cúpula eclesiástica conoce la facultad del poder civil para poder hacerlo”, según ella. 

Entre medias, el Gobierno está muy pendiente del Tribunal Supremo, ante el que la familia Franco podría interponer un recurso que paralizase el procedimiento en curso e hiciera imposible que los restos mortales del dictador saliesen del Valle de los Caídos antes del 28 de abril. 

Pendiente de las medidas cautelares

Fuentes del Ejecutivo reconocen que el tribunal podría imponer medidas cautelares tales como la prohibición de exhumar a Franco mientras decide sobre el fondo del recurso de la familia Franco. Si el Supremo se toma ese tiempo paralizando la exhumación, muy probablemente Franco no saldría del Valle de los Caídos antes de las elecciones. Y con un nuevo Gobierno, ya se vería. 

En el caso de que el tribunal no impusiera medidas cautelares, el Ejecutivo podría tener vía libre para proceder con la exhumación incluso aunque el Supremo no se hubiese pronunciado sobre el fondo, aunque algunas fuentes consideran improbable que procediese con una decisión revertible más adelante en los tribunales.

En cualquier caso, fuentes del Gobierno aseguran que sin medidas cautelares que le impidan seguir adelante, abriría un nuevo plazo para que la familia indique, por fin, donde enterrar los restos del dictador.