Parte médico de la forense que atendió a la militar denunciante.

Parte médico de la forense que atendió a la militar denunciante.

España FUERZAS ARMADAS

El parte médico de la soldado que denunció acoso: "Perdió 12 kilos, tiene estrés postraumático"

EL ESPAÑOL accede al informe forense; la denunciante afirma que su superior se masturbaba hasta 15 veces al mes delante de ella.

Noticias relacionadas

Una médico forense del Instituto de Medicina Legal de Alicante atendió a D., quien había denunciado acoso por parte de un superior en el Ejército. El parte, fechado en el 2 de julio de 2017, es preciso. La militar presentaba un "cuadro clínico compatible con un trastorno de estrés postraumático". Y añade: "Llegó a perder 12 kilos. Ahora siente asco. Refiere haberse sentido muy sola en el ámbito laboral".

La militar denuncia que los hechos ocurrieron en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia). Que su superior, un subteniente del Ejército del Aire, la acosó de forma reiterada durante años. Todo ello -siempre siguiendo el relato de la denunciante- en un ambiente de soledad: ella no se lo contó a su novio y en su entorno de trabajo apenas le habrían hecho caso. Al menos, hasta que le hizo una foto a su jefe frente a ella, masturbándose y con los pantalones bajados.

D. no se encontraba en facultades plenas tras años de acoso. Todo habría comenzado en 2014, reveló El Mundo, y se habría prolongado durante años. Del "mira cómo me pones" al "te gustaría comértela". Escenas que habrían tenido lugar en un pequeño despacho, en el que trabajaban cinco personas. La denunciante era la única mujer. Los hechos, afirma la militar, ocurrían más de 15 veces al mes. EL ESPAÑOL ha tenido acceso al informe de la médico forense que la trató.

Fechado en Alicante el 28 de junio de 2017, una médico forense del Instituto de Medicina Legal de Alicante redactó sus conclusiones: [La militar] refiere no estar bien, no puede por ejemplo abrir el armario y ver la ropa militar porque revive la situación por la que ha pasado. Refiere evitar todo lo que le pueda recordar la situación, tiene miedo de salir a la calle. Llegó a perder 12 kilos. Ahora siente asco. Refiere haberse sentido muy sola en el ámbito laboral".

Extracto del informe forense.

Extracto del informe forense.

El encuentro se produjo en un ambiente positivo. Ella estaba "consciente y orientada" y relató algunos de los episodios de acoso que habría sufrido. Las conclusiones de la médico forense no dejan margen a la duda: "Del reconocimiento efectuado y el estudio de la documentación aportada, se puede establecer que doña D. presenta en la actualidad un cuadro clínico compatible con un trastorno de estrés postraumático".

Las causas del trastorno

Hay tres posibles motivos que justifican el nacimiento de este trastorno: "Aparece ante la exposición a la muerte, lesión grave o violencia sexual, ya sea real o amenaza en varias situaciones. En este caso se debería a la experiencia directa del suceso traumático". La forense añade: "El suceso traumático se reexperimenta a través del recuerdo doloroso invasivo y recurrente. También se producen estados disociativos". Las consecuencias van desde el "embotamiento psíquico" hasta la "hiperactividad", "irritabilidad" y "pérdida de peso". También "incapacitación, desmoralización y pesimismo".

Otro extracto del informe forense.

Otro extracto del informe forense.

Ese es el informe de la médico forense. Pero hay más documentación. Una trabajadora social del Centro Mujer 24 Horas de Alicante evaluó que D. presentaba "indicadores de tristeza e inhibición", y avaló que la militar podría parecer "sintamatología depresiva media, sintamatología ansiógena alta, desajuste psicosocial alto, humor irritable medio, screening de estrés postraumático".

La situación desencadenó una serie de denuncias y acciones judiciales. El Juzgado Togado Militar Territorial número 14 de Cartagena dictó una orden de alejamiento de 500 metros para que el superior no se acercase a la subordinada. Ella tenía miedo por su integridad física. 

Además, la militar encadenó varias bajas consecutivas. El Boletín Oficial de Defensa (BOD) dictaminó el pasado 14 de enero la baja de D., de acuerdo a su "insuficiencia de condiciones psicofísicas".

El proceso judicial sigue abierto y el futuro de la denunciante, hoy 38 años, abierto y en manos del despacho del abogado Antonio Suárez-Valdés. Fuentes del Ministerio de Defensa señalan que D. tiene la posibilidad de presentar dos recursos, uno de reposición y otro de alzada que resolverá la ministra de Defensa, Margarita Robles.

"Tras esto se dictará la resolución definitiva en vía administrativa por parte de Defensa. Hasta que no se resuelvan los recursos, si se presentan, no hay una decisión definitiva", determina el mismo portavoz.