El comandante Fernando Yarto Nebrera, en una de sus expediciones.

El comandante Fernando Yarto Nebrera, en una de sus expediciones. ET

España FUERZAS ARMADAS

El Ejército busca montaña sin nombre en el Himalaya para homenajear al fallecido comandante Yarto

La muerte en unas maniobras del comandante Fernando Yarto provocó una fuerte conmoción en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales. A sus 48 años, se había ganado la confianza y el afecto de sus compañeros: por la dedicación con la que se entregaba en sus misiones, por su proximidad como instructor ante los más jóvenes. Sus colegas del Ejército de Tierra quieren que su nombre quede ligado para siempre a su gran pasión, la montaña. Y por eso buscan un pico sin nombre para bautizarlo con el nombre del militar.

Según revela en su número de diciembre de 2018 el periódico Tierra -editado y distribuido por el Ejército de Tierra-, los miembros del Grupo Militar de Alta Montaña, del que también formaba parte el comandante Fernando Yarto, ya han planteado esa posibilidad. En concreto, sugieren viajar a un pico virgen de 5.000 o 6.000 metros del Himalaya en el año 2020, para coronarlo y bautizarlo.

De acuerdo a la información publicada, plantean abrir una nueva vía de escalada, a la que denominarían "Escuela Militar de Montaña", mientras que al pico sin nombre lo llamarían "Comandante Fernando Yarto": "Un bello y apropiado gesto para honrar la memoria de un militar para quien la montaña significaba tanto", detalla el texto de Tierra.

Fernando Yarto, comandante del Ejército de Tierra.

Fernando Yarto, comandante del Ejército de Tierra. ET

Muerto en unas maniobras

El comandante Fernando Yarto resultó herido en unas maniobras Jaca el pasado 9 de octubre. El militar ejercía como profesor en un curso de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca (EMMOE). En concreto, supervisaba un ejercicio táctico nocturno con fuego real en el campo de tiro de Las Batiellas cuando fue alcanzado de forma fortuita en la ingle.

En el momento del suceso, el comandante Yarto fue atendido en el mismo lugar de los hechos por los equipos médicos del Ejército de Tierra. Ante la gravedad de las heridas, fue trasladado al Hospital de Jaca y, después, un helicóptero se lo llevó hasta el Hospital Provincial San Jorge de Huesca, donde se le reconstruyó la femoral. El militar no sobrevivió a las heridas; el 10 de octubre se certificó su defunción.

El historial del Fernando Yarto está lleno de condecoraciones y reconocimientos, como la cruz y la encomienda que le entregó la Real y militar orden de San Hermenegildo por sus servicios a las Fuerzas Armadas. Ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1991 con la LI promoción. También tiene dos felicitaciones individuales, una cruz militar con distintivo blanco y dos menciones honoríficas.

Miembro del Grupo Militar de Alta Montaña desde el año 2000, participó en decenas de expediciones. Hablamos de los Andes, del Pamir (Kirzigistán), de la cordillera del Karakorum, de las cumbres del Manaslu y Daulagiri, en el Himalaya. También de dos 'ochomiles' (montañas de más de 8.000 metros), el Cho Oyu y el Gasherbrum II.

Por eso, sus amigos y compañeros quieren rendirle un último homenaje bautizando una de esas montañas del Himalaya con su nombre. Será el pico Comandante Fernando Yarto.

Fernando Yarto Nebreda, en una expedición montañera.

Fernando Yarto Nebreda, en una expedición montañera. ET