El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. EFE

España CATALUÑA

El juez Andreu pidió a los Mossos que no compartiesen con la policía sus pesquisas sobre el 17-A

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, encargado de la instrucción de los atentados de Barcelona y Cambrils, pidió a los Mossos d'Esquadra que le enviasen directamente a él los informes sobre los ataques terroristas. De este modo, la policía autonómica se evitaría compartir información con el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), institución que coordina los esfuerzos de Policía Nacional, Guardia Civil y CNI. Al menos, eso le comunicó el intendente Miquel Justo Medrano, de la Comisaría General de Información de los Mossos, al major Josep Lluís Trapero, en un correo fechado en el 20 de septiembre de 2017. Por su parte, el entorno de Andreu niega que diese esa instrucción.

El CITCO es el órgano que, entre otras funciones, analiza y gestiona las amenazas terroristas que hay en España. Los Mossos d'Esquadra han rechazado en numerosas ocasiones integrarse a todos los efectos en el mismo, si bien en fechas recientes -en septiembre de este año- cedieron y anunciaron su incorporación. Los atentados que se cometieron en Cataluña el 17 y 18 de agosto de 2017, que se cobraron la vida de 16 personas, ha sido uno de los elementos clave que han propiciado su incorporación.

Tras los ataques se dispararon las tensiones entre los diferentes cuerpos policiales. Desde Guardia Civil y Policía Nacional se lamentaba la descoordinación con los Mossos d'Esquadra en las labores de esclarecimiento de los atentados. El juez Andreu, que instruía la causa, reunió a representantes de los tres cuerpos policiales para abordar la situación. Al encuentro también asistió el comisario José Luis Olivera: entonces director del CITCO, su figura está vinculada con los movimientos de Villarejo y recientemente ha sido destituido de su cargo por el ministro Fernando Grande-Marlaska.

En mayo, el Centro Nacional Antiterrorista de Estados Unidos avisó de un posible atentado en Las Ramblas

"Una reunión tensa"

La reunión, al menos en un primer momento, estuvo marcada por esa tensión. Así se lo comunicó el representante de los Mossos al intendente Justo Medrano, que a su vez remitió un correo informativo a Josep Lluís Trapero al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Los mensajes se encuentran en el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, donde se investiga el papel de la cúpula política de los Mossos en el 1-O.

"La reunión terminó de una forma un poco tensa por el incidente Guardia Civil-CITCO", resumió en su correo el intendente Justo, mano derecha del major de los Mossos. Ese "incidente" hace referencia a las exigencias del Instituto Armado de que la policía autonómica participase de forma más activa en una investigación conjunta de los atentados de Cataluña.

Según detalla el mismo correo, los Mossos expusieron su "percepción" de que "cada uno estaba llevando una investigación diferente y no coordinada". También dice que ofrecieron la posibilidad de reunirse los tres cuerpos de forma semanal para comunicarse los avances en sus pesquisas. Acuerdo que fue aplaudido por todos los asistentes.

Al término de la reunión, no obstante, el juez Andreu llamó a su despacho al representante de los Mossos d'Esquadra. Siempre siguiendo el contenido del correo remitido a Trapero, el magistrado de la Audiencia Nacional justificó esta llamada en solitario "para que los otros no lo oyeran". Y le sugirió al representante policial que no "pasaran por el CITCO" los informes y atestados de los atentados de Barcelona y Cambrils; que se los entregaran a él "directamente sin que los vieran el resto, en una clara acción de demostración de confianza hacia nosotros".

El entorno del juez Andreu, en conversación con EL ESPAÑOL, niega "rotundamente" que diese ningún tipo de "instrucción" a los Mossos. Las mismas fuentes señalan que "el objetivo" de Andreu era "coordinar la labor de los tres cuerpos desde el principio": "Por esa razón, entre otras iniciativas, celebró una reunión conjunta entre los tres cuerpos".

En el mismo correo, el intendente Justo Medrano advirtió a Trapero de que la Guardia Civil haría "una detención" o "uno o dos" registros en la Comunidad Valenciana "la semana que viene". Esos datos se los habría trasladado el propio juez Andreu: "Serían actuaciones derivadas de informaciones que nosotros hemos pasado a la Guardia Civil".

La petición de Andreu

Fuentes de seguridad consultadas por EL ESPAÑOL apuntan que el juez Andreu ocupaba todas las quinielas para ser nombrado secretario de Estado de Justicia de la mano de la actual ministra, Dolores Delgado. Este movimiento se habría frenado por la posibilidad de que el magistrado también aparezca en las grabaciones del comisario José Villarejo.

En concreto, desde el Ministerio temen que se revelen más datos sobre la relación que existe entre Andreu y el comisario del aeropuerto de Barajas, José Salamanca, cuyo nombre ha estado vinculado -su causa está ahora archivada- con varios casos de corrupción.

Las mismas fuentes señalan que Andreu vería con cierto recelo a otros mandos policiales. Y pidiendo a los Mossos que le entregasen directamente a él los informes se aseguraría de que no terminasen en manos de alguien en quien no tuviese absoluta confianza.

[Más información: Los Mossos atribuyeron la deflagración de Alcanar al chispazo de un frigorífico y obviaron los explosivos]