Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, este miércoles en el Palacio de la Moncloa.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, este miércoles en el Palacio de la Moncloa. Ballesteros Agencia EFE

España VALLE DE LOS CAÍDOS

Sánchez asume que no podrá exhumar a Franco hasta el año que viene

"Se va a producir la exhumación de el dictador. En 2019, por fin después de 41 años, no va a haber ningún mausoleo en nuestro país que homenajee en nuestro país a ningún dictador Franco". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a mostrar su determinación en el traslado de los restos de Francisco Franco, en estos momentos en el Valle de los Caídos. Pero la fecha ya no está clara. 

Sánchez admite que la exhumación de Franco podría retrasase a enero

Si en junio se hacían hipótesis con que se llevara a cabo en agosto aprovechando las vacaciones ("os pillará trabajando", dijo crípticamente Sánchez a los periodistas), si después la vicepresidenta, Carmen Calvo, aseguró que sería antes de final de año, la decisión de la familia de trasladar el cuerpo a la cripta de la Almudena y las trabas del PP y Ciudadanos en el Congreso para que una ley lo impida ha obligado a revisar el calendario. 

Proceso "garantista"

Según Sánchez, el proceso administrativo tiene que ser "lo más garantista posible". De ahí los retrasos. "No sé si será en diciembre o en enero", pero "evidentemente se va a producir a la exhumación del dictador". 

El jefe del Ejecutivo también ha reprendido a "tanto el PP como Cs" por las trabas parlamentarias a las que "nos tienen acostumbrados". El presidente se refiere a la ampliación del trámite de enmiendas, cuyo plazo puede postergarse, semana tras semana, con que lo pidan dos grupos parlamentarios, y que en la práctica paraliza la reforma de numerosas leyes. 

El lunes que viene, PP y Cs deberán decidir si posponen de nuevo la finalización de ese plazo de enmiendas para la ley que el Gobierno quiere reformar y que evitaría que Franco pudiese ser enterrado en un lugar donde acceda el público, como la cripta de la Almudena, en realidad una iglesia con acceso libre y general, donde los Francos disponen de túmulos al lado del altar.