Detenido en Guadalajara un marroquí por enaltecimiento del terrorismo yihadista

Detenido en Guadalajara un marroquí por enaltecimiento del terrorismo yihadista

España Yihadismo

Detenidos dos yihadistas en Valencia y Alicante, miembros de Daesh y Al Qaeda

Agentes de la Policía Nacional han puesto en marcha una operación antiyihahista en Alaquàs (Valencia) y Cocentaina (Alicante), presuntamente relacionada con actividades propagandísticas.

Han sido detenidos dos varones de nacionalidad siria y de 55 y 58 años, quienes habían alcanzado un estatus superior en la estructura informativa de Daesh y Al Qaeda. Desarrollaban una actividad de labores propagandísticas en grupos de mensajería instantánea: "Noticias del Estado Islámico". Se les atribuye una presunta participación en un delito de integración en organización terrorista, colaboración, adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo.

Según la Policía, los detenidos mostraban un "elevado nivel de radicalización" y actuaban como "importantes dinamizadores informativos", a través de la difusión de la doctrina de los grupos yihadistas Daesh y Al Qaeda. Cada uno de los arrestados mostraba preferencia por una de las organizaciones terroristas.

Uno de los detenidos supuestamente había alcanzado un "estatus superior" en la estructura informativa de Daesh y formaba parte de grupos de mensajería instantánea compuestos por individuos "escogidos para labores de propaganda". Los administradores de estos grupos eran "miembros directos" de Daesh que marcaban las líneas de actuación y transmitían información actualizada sobre el grupo terrorista y sus acciones.

Bajo el título 'Noticias del Estado Islámico', en esos chats se recibían mensajes de fidelización y consignas como 'Recordatorio yihadista: recompensa de hacer la yihad por la causa de Allah', donde se alentaba a la ejecución de acciones terroristas.

A través de las redes sociales

Con "cientos de seguidores" y un "ritmo elevado" de publicaciones, los detenidos presuntamente empleaban sus perfiles para distribuir mensajes de incitación al odio y a la violencia, especialmente mediante la difusión de imágenes cruentas de los conflictos bélicos sirio e iraquí, acompañadas de comentarios alentando la confrontación religiosa y la "destrucción de los occidentales y quienes les ayudan".

Las cuentas de los detenidos estaban dedicadas en exclusiva a la difusión de este tipo de contenidos propagandísticos sobre Al Qaeda y Daesh. En ningún caso hacían referencia a actividades privadas, familiares o de ocio, lo que supone, según la Policía, "una evidencia de su fin instrumental, como herramienta de enaltecimiento, captación y adoctrinamiento terrorista".

La investigación, realizada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Valencia y la Brigada Local de información de Torrent (Valencia), se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 1 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.