Pedro Duque, recientemente en una rueda de prensa en Moncloa.

Pedro Duque, recientemente en una rueda de prensa en Moncloa. Emilio Naranjo Agencia EFE

España MINISTROS SEÑALADOS

Consternación en el PSOE: el vídeo de Sánchez que tumbó a Màxim Huerta amenaza ahora a Duque

  • "Si yo tengo en mi dirección a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi Ejecutiva", dijo Sánchez sobre el exministro José Manuel Soria en 2015. 
  • "No hay caso", dice Moncloa. "Pedro Duque es un gran ministro además de un ciudadano ejemplar".
  • Duque recurrió a una fórmula legal para su chalé que apenas le supuso ahorro fiscal

Hay políticos que caen por lo que hacen pero, a menudo, se ven obligados a abandonar la política por cómo se explican cuando están en cuestión. Este jueves, la publicación en OK Diario de que el ministro de Ciencia, Pedro Duque, se compró una casa en Jávea (Alicante) a través de una sociedad con la que se habría ahorrado el pago de varios impuestos ha devuelto la preocupación al PSOE. No sólo por tener que hacer frente a una nueva controversia sobre las conductas de un ministro en el pasado, algo por lo que han pasado Màxim Huerta (exministro de Cultura), Carmen Montón (exministra de Sanidad) y Dolores Delgado (Justicia), sino por las contundentes palabras de Pedro Sánchez en 2015.

"Si yo tengo en la Ejecutiva Federal de mi partido, en mi dirección, a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi Ejecutiva", dijo Sánchez sobre el exministro José Manuel Soria en 2015, que acabó dimitiendo por sus cuentas en paraísos fiscales y su aparición en los papeles de Panamá.

Fuentes oficiales de Moncloa desmienten contundentemente que el puesto de Duque esté en cuestión. "Ante las informaciones aparecidas hoy, Moncloa considera que no hay caso. Pedro Duque es un gran ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, además de un ciudadano ejemplar", han informado desde el palacio presidencial.

Antes, en una entrevista en TVE, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no era tan taxativa. "Dependiendo de cómo se haya utilizado es legal o no", ha dicho Montero sobre la sociedad de Duque. La titular de Hacienda pidió esperar hasta saber, por las explicaciones de Duque, si la sociedad se creó exclusivamente para eludir impuestos o tenía la actividad propia de esa empresa. 

Comparación con el caso Huerta

En el PSOE reina en la mañana de este jueves la consternación. Cuando se conoció que Huerta facturaba sus ingresos a través de una sociedad para pagar menos a Hacienda y se hicieron públicos los pronunciamientos judiciales al respecto, el Gobierno defendió tibiamente al entonces titular de Cultura, que se prodigó en medios dando explicaciones. 

Sin embargo, cuando resucitó este vídeo de 2015, que se hizo viral en las redes sociales señalando una posible contradicción, las cosas cambiaron. Esa misma tarde, Huerta presentó su dimisión. No había durado ni una semana. 

Varios miembros de la Ejecutiva socialista consultados por EL ESPAÑOL destacan que la socieda de Duque no es ilegal y aseguran que el ministro no ha cometido ninguna irregularidad. "A un independiente no le puedes pedir lo mismo que a un hombre/mujer de partido. Alguien que nunca ha estado en política y que quizá nunca se lo ha planteado, que ha ordenado su vida al margen de la política y que aporta su bagaje profesional, no puedes pedirle que haya actuado como alguien que se dedica a ella", explica un cargo del PSOE.

"Pedro Duque está en Ciencia por ser una figura descomunal a nivel mundial. Es un independiente, que tenía su vida hasta ahora y que no ha cometido ninguna ilegalidad", señala otro miembro de la dirección socialista. 

Un problema para Sánchez

Voces menos oficialistas dentro del PSOE creen que, en realidad, el problema es el listón fijado por el propio Sánchez. "No hizo nada ilegal, pero Pedro dijo eso en televisión y ahora el problema es del presidente del Gobierno, no del ministro", se lamenta un diputado socialista. "Al final, nadie podrá dedicarse a la política", explica. 

En el PSOE comienza a cundir la impresión de que, por el tipo de polémica (siempre referidas a asuntos del pasado de los ministros y, hasta ahora, sin que tengan consecuencia penal alguna) y también por los medios que las publican, el Gobierno se encuentra ante una cacería que, según muchos militantes, no se hubiera producido si el Gobierno fuera más próximo a otros intereses económicos.