Joan Tardá en el Congreso de los Diputados.

Joan Tardá en el Congreso de los Diputados. Efe

España TELEVISIÓN PÚBLICA

Tardá desbloqueará RTVE si hablar "sin cortapisas" significa negociar otro referéndum

Este miércoles se vota en el Congreso la renovación del consejo del medio público. 

Cosas de la política española. Una cuestión semántica decidirá el futuro de RTVE. La duda de la que depende el futuro de la radiotelevisión pública es si "cortapisa" es sinónimo de "condición". Y, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua (DRAE), parece que sí, aunque depende de la acepción de "cortapisa" que uno elija. Porque la primera es "condición o restricción con que se concede o se posee algo", la segunda es "obstáculo, dificultad", la tercera es "adorno y gracia con que se dice algo" y la cuarta, y última, es "guarnición de diferente tela que se ponía en ciertas prendas de vestir". 

Todo esto cobra sentido (?) porque Joan Tardá anunció este martes que los nueve diputados de ERC solo desbloquearán los nombramientos del nuevo consejo de RTVE por un motivo. Solo lo harán si este miércoles la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, confirma que la expresión "diálogo sin cortapisas", empleada por el Gobierno para referirse al esperado encuentro entre Pedro Sánchez y Quim Torra, incluye la posibilidad de negociar un referéndum

Se sabía desde el lunes que ERC solo se movería en la renovación de RTVE si el Ejecutivo de Pedro Sánchez hacía un gesto acerca del derecho a decidir. En esa tesitura, este martes hubo un guiño gubernamental a los independentistas, pero solo a medias. En su comparecencia en el Congreso, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ofrecía para Cataluña "un diálogo sincero, abierto, franco y sin cortapisas".

El Congreso rechaza el pacto de PSOE, Podemos y PNV para que Tomás Fernando Flores presida RTVE

Otra vuelta de tuerca

A raíz de esa expresión, "sin cortapisas", Tardá dio otra vuelta de tuerca en la disparatada situación que se ha generado en el Congreso para renovar el consejo de administración de RTVE. El portavoz de ERC dijo, con una sinceridad que asombraba a los presentes, que "podemos ir en la buena dirección" en caso de que "un diálogo sin cortapisas" quisiera decir lo mismo que "un diálogo sin condiciones" entre Sánchez y Torra

Para salir de dudas, le pidió a Calvo que aclarase si ambas expresiones eran sinónimas. "No hay ningún texto que prohíba hablar de todo", afirmó Tardá, que además dejó claro que "sería inteligente hablar de todo y así les echaríamos una mano mañana con RTVE". Se puede decir más alto, no más claro. 

Y Calvo respondió. "Sin cortapisas quiere decir que tenemos libertad para hablar". "Sí podemos hablar con el president Torra con total libertad, que pueda hablar de lo que quiera (...) solo faltaría que el president Torra no pudiera decir lo que quisiera" en su reunión con el presidente del Gobierno. 

Aunque, eso sí, Calvo negaba que en la Constitución quepa el derecho de autodeterminación. Una obviedad que dejaba la cuestión en el terreno de la ambigüedad (¿calculada?). 

Tardá, que parecía bastante satisfecho con lo dicho por la vicepresidenta, volvía a intervenir en la Comisión Constitucional. Primero celebraba las palabras de Calvo. "Fíjese qué alejados estamos de hace unas pocas horas, no demasiadas, en las que se decía cosa muy distinta"

La oferta, a las claras

Sin esconder sus intenciones, el portavoz republicano anunciaba que si este miércoles la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ratifica las palabras de Calvo -en el sentido que él interpreta-, los diputados de ERC cambiarán su posición respecto a RTVE. Aunque ambas cuestiones no tengan nada que ver. 

"Me comprometo públicamente a reunir al grupo parlamentario (de ERC), a informar a mi organización política y al Govern de cómo y de qué manera, a tenor de lo que diga mañana la señora Batet, plantearnos modificar nuestra posición respecto al real decreto de RTVE". 

Así las cosas, y por rocambolesco que parezca, tras la votación fallida del lunes, las posibilidades de que la renovación de RTVE salga adelante este miércoles dependen en gran medida de lo que Batet diga horas antes sobre Cataluña. Porque la otra posibilidad de articular la renovación del medio público, mediante un pacto entre PP y PSOE, parece harto complicada. 

Si este miércoles ocurre lo que parece, será un intercambio de apoyos -hablar de referéndum por desbloquear RTVE- sin disimulos, sin rodeos y sin cortapisas.