La alcadesa de Berga con la 'estelada'.

La alcadesa de Berga con la 'estelada'. Efe

España

La alcadesa de Berga, inhabilitada seis meses por no descolgar la estelada

  • El juzgado de Manresa ha condenado a la primera edil con seis meses de inhabilitación, tal y como pedía la Fiscalía.
  • La alcaldesa alegó en 2016 que no retiró la bandera para mantenerse "firme" en el "mandato popular" que avalaba la colocación de la estelada.

Noticias relacionadas

Montse Venturós, alcaldesa de Berga (Barcelona), ha sido inhabilitada seis meses por no descolgar del balcón del ayuntamiento de la localidad la bandera independentista, conocida como estelada. Los hechos se remontan al 2016, cuando fue detenida por los Mossos por no presentarse ante el juez.

El juzgado de Manresa ha condenado a la primera edil de la localidad atendiendo la petición de la Fiscalía de seis mes de inhabilitación. La alcaldesa ha sido juzgada por un delito de desobediencia al desoír la orden de la Junta Electoral de retirar la estelada de la fachada municipal durante las elecciones.

El juicio a Venturós comenzó el 21 de mayo en el juzgado de lo penal número 2 de Manresa. La alcaldesa llegó al edificio judicial sin hacer declaraciones, acompañada por su abogado, el ex diputado de la CUP Benet Salellas. También acudieron para arroparla varios dirigentes políticos: el diputado en el Parlament Vidal Aragonès, el concejal de Badalona José Téllez, el diputado de JxCAT Francesc de Dalmases y el concejal de ERC en Sant Joan de Vilatorrada, Jordi Pessarrodona.

Alcaldesa de Berga detenida por los Mossos por no retirar la 'estelada'.

Venturós llegó a ser detenida por los Mossos d'Esquadra el 4 de noviembre de 2016, tras plantar dos veces -el 5 de abril y el 17 de octubre de 2016- al juez que la investigaba por no descolgar la estelada, como le había requerido la Junta Electoral de Zona, con motivo de las elecciones catalanas del 27 de septiembre y las generales del 20 de diciembre de 2015.

Tras su detención, la alcaldesa de Berga compareció finalmente ante el juez en un interrogatorio para alegar que no retiró la bandera para mantenerse "firme" en el "mandato popular" que avalaba su colocación, ya que la decisión fue aprobada por un pleno municipal.

El juzgado de Manresa ha hecho caso al fiscal que pidió inhabilitarla durante seis meses y multarla con 540 euros al concluir que la presencia de la estelada en la fachada del consistorio fue una "demostración de una opción política" que "va en contra del deber de neutralidad de las instituciones durante los procesos electorales y puede distorsionarlos".