Carmen Calvo, en la sesión de Control Congreso de los Diputados

Carmen Calvo, en la sesión de Control Congreso de los Diputados Emilio Naranjo Agencia EFE

España SESIÓN DE CONTROL

Calvo rechaza ante Cs la maternidad subrogada: "El deseo de ser padre no es un derecho"

  • La vicepresidenta y Patricia Reyes (Ciudadanos) protagonizan el mayor enfrentamiento de la primera sesión de control al nuevo Gobierno en el Congreso. 
  • "La gestación no puede estar separada del parto", dice Calvo, tachando de "eslóganes" las posiciones de Cs. "Quítese la venda de los ojos y los prejuicios de la cabeza", pide Reyes.

Había expectación. En plena guerra de poder en el PP, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez se sometía a su primera sesión de control en el Congreso de los Diputados. Pero ni el enfrentamiento entre Rafael Hernando, improvisado líder de la bancada popular, ni la pregunta de Pablo Iglesias, principal socio de gobierno, se salieron del guión habitual de este tipo de plenos. 

El principal choque estuvo entre Ciudadanos y el Gobierno. Más concretamente, entre la diputada PatriciaReyes y la vicepresidenta Carmen Calvo a cuenta de la maternidad subrogada. 

Ciudadanos defiende que las mujeres de más de 25 años, que hayan sido madres y que lo hagan de manera altruista, puedan practicarla para que otros puedan formar una familia. Parte del colectivo LGTBI apoya con mucha fuerza esta reivindicación. Pero el PSOE se opone, apoyado por amplios sectores del movimiento feminista.

Calvo, sobre gestación subrogada: El deseo de paternidad no es un derecho

"Con sus prejuicios, usted excluye a parte de la sociedad, al colectivo LGTBI, a familias con menos recursos que no pueden salir fuera de España, a mujeres que han sufrido cancer" y no pueden concebir, según Reyes.

"Quítese la venda de los ojos y los prejuicios de la cabeza", ha dicho. Según ella, Calvo "niega la libertad y capacidad de decidir a otras mujeres, llamándolas vientres", y contribuye a "poner en el punto de mira a niños inocentes que pueden ser víctimas de acoso en el colegio".

La respuesta de Calvo fue tan o más contundente. "Ha venido a colocar unas cuantas frases y sabemos por qué", ha dicho Calvo, recordando que "son apenas 12 países del mundo los que lo tienen regulado, el resto no". Es más, en algunos están penalizados. 

"Yo entiendo bien, como casi cualquiera, bien y de modo profundo humanamente hablando que haya hombres y mujeres que tengan el deseo de la paternidad y la maternidad, pero el deseo no es el derecho. (...) La gestación no puede estar separada del parto ni del derecho íntegro, físico y psicológico, de las mujeres", ha dicho la vicepresidenta.