Pedro Sánchez, recibido con aplausos por los senadores socialistas al llegar al Senado.

Pedro Sánchez, recibido con aplausos por los senadores socialistas al llegar al Senado. Juan Carlos Hidalgo Agencia EFE

España SESIÓN DE CONTROL

Sánchez renuncia a un nuevo modelo de financiación autonómica: "No va a haber tiempo"

  • El presidente promete mejoras, pero no el nuevo modelo pendiente de renovar desde 2013
  • Sánchez acusa al PP de "alimentar" la "confrontación territorial" con Cataluña y espera que no ponga de nuevo "mesas petitorias" como hizo contra el Estatut cuando gobernaba Zapatero. 

El Gobierno no reformará el modelo de financiación autonómica, pendiente de renovación desde 2013 y una de las principales reivindicaciones de los presidentes socialistas. 

Así lo ha anunciado Pedro Sánchez en su respuesta a la senadora María del Mar Julios, de Nueva Canarias, en su primera sesión de control en la Cámara Alta. 

"En relación con el sistema de financiación hay que ser ambiciosos pero también realistas", ha dicho. "El objetivo fundamental y la voluntad de este Gobierno no va a ser renovar el sistema en su conjunto porque no va a haber tiempo material a lo largo de esta legislatura, pero sí vamos a hacer mejoras de financiación para todas y cada una de las comunidades autónomas a lo largo de los próximos meses".

El PSOE lleva años reclamando un nuevo modelo al considerar que varias comunidades, entre las que destaca la Comunidad Valenciana, están infrafinanciadas con el actual modelo. Mariano Rajoy convocó una Conferencia de Presidentes autonómicos en enero del año pasado y se comprometió a formular una propuesta a finales de 2017. Nunca llegó y el asunto sigue pendiente.

La confrontación territorial

Sánchez también aprovechó las preguntas de otro senador, en este caso José Manuel Barreiro, del PP, para achacar a su partido la responsabilidad acerca de la crisis en Cataluña. "De aquellos polvos, estos lodos", ha dicho. Así ha descrito la actitud del PP cuando estaba la oposición y gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero en referencia a Cataluña. 

"Pueden ser adversarios del Gobierno, pero no sean adversarios del Estado", ha dicho en respuesta a la pregunta del portavoz popular, José Manuel Barreiro, que le expresó sus "dudas" por los cambios de criterio del presidente en torno a una investidura con partidos independentistas o la fecha de las elecciones. 

Según Sánchez, el PP ha alimentado los "movimientos proindependentistas" que cuando Zapatero dejó el poder no convencían al 15% de la sociedad catalana. "Hoy representan más del 40%", ha lamentado. 

"Hagan una reflexión", les ha pedido. "Si ha hecho algo [el PSOE] es defender la Constitución y el orden constitucional", ha dicho recordando el apoyo a Mariano Rajoy sobre Cataluña. El nuevo Gobierno espera la misma colaboración del PP ahora que son los conservadores los que están en la oposición. "Se olvidan de esa lealtad", ha lamentado. 

Por eso ha pedido que el PP no inste "al agravio territorial, a la confrontación territorial" y que no vuelvan las "mesas petitorias de nuevo para alimentar ese agravio territorial" que, según él, los populares han explotado para ganar votos.

"No les voy a pedir que apoyen al Gobierno pero sí que apoyen al Estado", ha dicho.