Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo,

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo, Dani Pozo EL ESPAÑOL

España NUEVO GOBIERNO

Sánchez e Iglesias se reunieron en secreto en Moncloa para negociar una alianza en el Congreso

  • El encuentro secreto se celebró el jueves. El viernes, Iglesias se ofreció a Sánchez en público como "principal socio de Gobierno" y el nuevo Ejecutivo anunció que levanta el veto a iniciativas moradas.
  • Fuentes de Moncloa enmarcan la reunión en la normalidad de los contactos del presidente.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se reunieron esta jueves en el Palacio de la Moncloa, según han confirmado fuentes gubernamentales a este periódico. 

La celebración del encuentro, adelantado por La Vanguardia, se produjo para estudiar las leyes que pueden impulsar juntos en el Congreso de los Diputados, según fuentes de Moncloa. "Se enmarca dentro de las reuniones de trabajo normales del presidente", han explicado las mismas fuentes. Sin embargo, la cita no fue anunciada ni incluida en la agenda oficial de Sánchez, como tampoco en la del líder de Podemos. 

Iglesias lleva días reclamando, a través de los medios de comunicación, la atención del presidente del Gobierno, con el que pretende conformar una alianza estratégica entre los grupos socialista y Unidos Podemos. Juntos suman 151 diputados a los que, en principio, se sumarían sin dificultad los cuatro de Compromís y el de Nueva Canarias, aliados electorales de las dos formaciones.

Por ese motivo, un pacto daría a cualquier medida un apoyo de partido de 156 escaños en el Congreso. Es menos de lo que suman el grupo popular y el de Ciudadanos (166, 169 si se suman el de Foro y los dos de UPN, en el Grupo Mixto), pero desde esa alianza estratégica podría abordarse la consecución de otros apoyos entre partidos nacionalistas para sacar adelante las principales prioridades conjuntas. 

Las prioridades de Podemos

Entre las prioridades de Podemos, expuestas el viernes por Iglesias al Consejo Ciudadano Estatal (el máximo órgano del partido), están revalorizar las pensiones conforme al IPC, eliminar el factor de sostenibilidad, derogar la ley mordaza y las dos últimas reformas laborales (incluyendo una socialista), subir el salario mínimo o recuperar el dinero inyectado en la banca rescatada. 

El PSOE comparte algunas de estas medidas, pero no todas ni con idéntica ambición, por lo que ambos grupos tendrán que comenzar a limar asperezas. Las fuentes del Gobierno consultadas no han querido explicitar qué leyes concretas fueron objeto de la conversación, pero el nuevo Ejecutivo ya ha anunciado que levantará el veto impuesto por Mariano Rajoy en el Congreso a numerosas leyes de la oposición, incluidas muchas impulsadas por Unidos Podemos. 

Por ver está que se conforme una alianza estratégica y estable entre ambas formaciones, algo del gusto de Iglesias, o que Sánchez logre manejar diferentes alianzas, con Podemos para algunas leyes, y con Ciudadanos (o ambos) para otras. La falta de apoyos, incluso si contase con los diputados de Unidos Podemos, le obligará a sumar a otros socios según la ley que se negocie.