El ex ministro de Exteriores, García Margallo.

El ex ministro de Exteriores, García Margallo.

España POLÍTICA

Margallo: "Sáenz de Santamaría es la persona más poderosa en España desde Godoy"

El exministro de Exteriores ha afirmado que "hará todo lo posible para que Sáenz de Santamaría no sea portavoz del Partido Popular". 

El que fue ministro de Exteriores en la primera legislatura de Mariano Rajoy, José Manuel García Margallo afirma en televisión que Soraya "es la persona más poderosa de la historia de España desde Godoy", incluso por encima del Rey.

En una entrevista de Susana Griso durante el programa 'Espejo Público', García Margallo ha lanzado duras críticas contra Santamaría culpándole de "tomar decisiones equivocadas" en Cataluña que han conducido al partido a atravesar una mala situación política. El exministro considera que es "la única responsable de todas las decisiones estratégicas"

Margallo afirma que hará "todo lo posible" para que la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaríano sea portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados. Ha aclarado que "no tiene ningún problema con ella" refiriéndose a lo personal aunque sí "muy profundas discrepancias políticas" en las decisiones tomadas. García Margallo ha llegado a poner en duda su labor como vicepresidenta debido al excesivo poder que le ha otorgado en los últimos años el ya ex presidente, Mariano Rajoy

Las incógnitas sobre el futuro del PP

También ha cargado contra otros ministros de Rajoy. García Margallo ha remarcado que solo tres de ellos han estado junto a Rajoy desde el principio y durante los últimos seis años, Fátima Báñez, Cristóbal Montoro y Sáenz de Santamaría.

Los que se han quedado en el gobierno son para él los "intelectualmente dóciles" ya que los que tienen su "propio criterio" han desaparecido. "Ese es el equipo de Soraya, los apostólicos". Explicando que aquel que no siguiese las directrices de la vicepresidenta era expulsado del partido. 

La relación de García Margallo con Soraya nunca ha sido buena. En una entrevista a EL ESPAÑOL el pasado septiembre afirmaba que en la cuestión catalana el Gobierno actuó tarde y que las opiniones de la ex vicepresidenta y de sus más cercanos siempre tuvieron más peso que otras voces como la suya.