José Manuel Villegas, durante la rueda de prensa en la sede de Cs.

José Manuel Villegas, durante la rueda de prensa en la sede de Cs. Ciudadanos

España

Cs apoyará enmiendas del PP al Presupuesto pero "sin ánimo de venganza"

Cs no secundará ninguna "estrategia de venganza", si ésta es la apuesta del PP, pero se abre a "respaldar aquellas enmiendas que, impulsadas por los populares en el Senado, mejoren la situación de los españoles”, según explicó este lunes el diputado y número dos del partido, José Manuel Villegas. El PP ya ha adelantado que piensa enmendar las cuentas públicas para castigar al PNV por haber participado en el desalojo de Rajoy, así que la modificación de los Presupuestos parece cantada.   

“Defendemos esos Presupuestos como propios, pero si esas cuentas son enmendadas en el Senado y vuelven al Congreso pues tomaremos posición: aprobaremos aquellas enmiendas que consideremos que mejoran los Presupuestos pero nuestra estrategia no va a ser la venganza”, ha explicado tras la reunión de la dirección permanente.

Cs achaca la moción de censura al “colapso del bipartidismo”, tras la condena por Gürtel, y mantiene que no haber dado la voz a los españoles adelantando elecciones supone “alargar la agonía” a un sistema decadente marcado por la alternancia entre PP y PSOE.

La prolongación -a su decir- de la agonía del bipartidismo no impide a Cs seguir pidiendo elecciones, entre otras cosas “porque este Gobierno tiene muchas hipotecas”. En este sentido, Villegas ha advertido de los compromisos adquiridos con “populistas y separatista”, por lo que insistió en que Cs estará “vigilante” para que no se quiebre la igualdad entre los españoles.

Otro 155

Sobre la situación en Cataluña, el número dos de Cs calificó de “aquelarre separatista” la toma de posesión del nuevo Govern, y como prueba, puso el foco en la colocación de una pancarta “por la libertad de los presos políticos” en la sede del Palau de la Generalitat.

Cs lamentó que se haya levantado el 155, por lo que emplazó a Pedro Sánchez a “que nos sentemos” para ver cómo intervenir de nuevo la Generalitat y "que los independentistas no vuelvan a tener el control de las finanzas públicas de la Generalitat y de los mossos y que no reabran las embajadas”.

La posibilidad legal, constitucional, de aprobar un 155 preventivo es dudosa. Preguntado al respecto, Villegas, ha dicho que “no es un 155 preventivo, se trata de actuar, de aplicar la Constitución y, por tanto, de hacer política” ya que Torra, Puigdemont y los nuevos consellers siguen situándose “fuera de la ley y no se arrepienten de nada ni piden perdón”. Villegas se preguntó “de qué ha servido el 155 si los separatistas vuelven, como han dicho, a hacer lo mismo”

El partido de Albert Rivera ha salido desdibujado tras prosperar la moción de censura de Pedro Sánchez contra mariano Rajoy de la semana pasada, un golpe de mano en cuyas posibilidades ni siquiera el PSOE confiaba cuando hace dos viernes registró por sorpresa la iniciativa.

El relevo de Rajoy en la Moncloa obliga a todos los partidos a resituarse en el nuevo tablero. El PSOE afronta la gestión del Ejecutivo desde una franca minoría que le obligará a hacer encaje de bolillos para garantizar la gobernabilidad. El PP tratará de afianzar su liderazgo en la oposición y remontar en las encuestas, por lo que su enfrentamiento contra la formación naranja -que no ha parado de comerle terreno desde 2015- se da por seguro. Y Podemos deber evitar el abrazo del oso socialista.

Y Cs intentará evitar que el resurgimiento de una dinámica bipartidista haciendo valer su discurso de regeneración, erigiéndose en el muro de contención frente al separatismo y reivindicando su patriotismo constitucional.