El exministro Eduardo Zaplana.

El exministro Eduardo Zaplana.

España OPERACIÓN ERIAL

La sobrina del espía Paesa controlaba la empresa atribuida a Zaplana en Luxemburgo

Daniel Montero María Peral

Beatriz García Paesa, abogada afincada en Luxemburgo y sobrina del espía Francisco Paesa es la persona que controla las sociedad que, según la Guardia Civil, sirvió para canalizar una mordida de 6,4 millones de euros para el expresidente de la Comunidad Valenciana Eduardo Zaplana. Según los informes del caso, el dinero partió de una empresa controlada por la familia Cotino llamada Asedes Capital y fue a parar a una firma en Luxemburgo de nombre Imison International SA. La empresa, según el registro del ducado centroeuropeo, fue abierta en 2001 y se gestiona desde el despacho profesional de Beatriz García Paesa.

Según el auto de prisión del exministro, Zaplana habría utilizado esta sociedad para canalizar el pago de 6,4 millones de euros en comisiones por parte de los constructores y para retornarlos después a España en los años 2005 y 2006. Algo que el exresponsable del PP ha negado en todo momento.

Contabilidad de la empresa investigada en 2009

Contabilidad de la empresa investigada en 2009

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, la empresa investigada fue abierta en 2001 con un capital social de 607.022 euros y desde ese momento, aparece ya controlada por una terna de abogados entre los que figura Beatriz García Paesa. Sin embargo, la empresa estuvo sin actividad hasta el año 2005, fecha en la que recibe más de cinco millones de euros. La segunda gran entrada de efectivo se produce en el año 2009 y eleva los fondos guardados en Luxemburgo por encima de los diez millones de euros hasta alcanzar los 10,7, una cifra que coincide plenamente con los fondos que la Guardia Civil investiga por orden de la Audiencia Nacional.

El objetivo de la investigación es desentrañar qué parte de ese dinero pertenece a los constructores y qué parte a Eduardo Zaplana. En contra del exministro, los agentes cuentan con escuchas telefónicas donde Zaplana demostraría su capacidad de decisión sobre esos fondos, además de que localizaron un maletín en su vivienda que contenía información sobre las citadas sociedades. 

Según las investigaciones y una vez en España, Zaplana se habría servido también, tal y como avanzó EL ESPAÑOL, del director de relaciones institucionales de Terra Mítica, Joaquín Barceló y otros presuntos testaferros para hacer inversiones en suelo español. En esta fase de la investigación el Juzgado de Instrucción Número 8 de Valencia investiga el patrimonio y los movimientos de fondos de las sociedades Costera del Glorio, MedLevante y Gesdesarrollos Integrales SL

Imputada en el caso Defex

No es la primera vez que el nombre de Beatriz García Paesa aparece vinculado con presuntos casos de corrupción en España. De hecho la abogada afincada en Luxemburgo está imputada en el llamado caso Defex, en el que se investiga por parte de la Audiencia Nacional el presunto pago de comisiones a funcionarios y militares de Angola por parte de responsables de la empresa pública Defex. Los informes de la Policía Nacional la señalan presuntamente como la persona que diseño desde Luxemburgo en entramado societario para mover el dinero sin que fuera detectado. El pasado 27 de abril el fiscal del caso decidió procesar a 27 de los investigados, entre los que estaba la abogada residente en Luxemburgo, que tendrá que sentarse en el banquillo.