El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. EFE

España

Zoido: "ETA no conseguirá nada que no contemple la ley cuando desaparezca"

Ha asegurado que su "desaparición completa, real y efectiva" tiene que ir acompañada "de la plena deslegitimación de los terroristas".

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha afirmado que ETA "no conseguirá nada que no contemple la ley" cuando se disuelva y ha asegurado que su "desaparición completa, real y efectiva" tiene que ir acompañada "de la plena deslegitimación de los terroristas".

"Ni consiguió nada cuando dejó de matar, tras ser derrotada policial y socialmente, ni tampoco conseguirá nada que no contemple la ley cuando desaparezca. Ante el terrorismo, sólo cabe aplicar la ley y el Estado de derecho, antes, después y siempre", sostiene Zoido en un artículo que publica hoy en El Mundo.

Ante la anunciada disolución de ETA, prevista para el próximo viernes, 4 de mayo, en Cambo (Francia), el ministro asegura que la derrota de la banda terrorista es el resultado de un "logro común" de la sociedad, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, jueces y fiscales, la colaboración internacional, y el "papel insustituible" de las víctimas.

A éstas últimas, Zoido reitera el "compromiso firme y permanente" del Gobierno porque "es más necesario que nunca" tenerlas presentes y recalca que seguirán mejorando la asistencia a las víctimas con importantes modificaciones legislativas para aumentar las ayudas, mejorar su protección y fortalecer las políticas de reconocimiento.

"Porque podrán desaparecer las siglas, pero eso en ningún caso borra el inmenso dolor provocado a las víctimas ni, por supuesto, elimina la responsabilidad penal por los asesinatos. Vamos a cumplir la ley y a hacerla cumplir. Como siempre y para siempre. No habrá impunidad porque no puede ni debe haberla", añade el ministro.

Francia analiza dos cajas halladas en Bayona con armas de ETA

Sobre el reciente comunicado en el que ETA reconoce "el daño causado" y pide perdón a las víctimas "sin participación directa en el conflicto", Zoido considera que, "pese a asumir públicamente la derrota tras tantos años", esas palabras "llegan tarde y mal".

"El perdón no puede ser sólo una palabra, requiere de una actitud sincera, humilde y arrepentida. Y también de mucha valentía", concluye.