Montoro, este jueves en el Congreso de los Diputados.

Montoro, este jueves en el Congreso de los Diputados. Zipi Agencia EFE

España CATALUÑA

Montoro reconoce que el 1-O pudo financiarse con facturas falsas

El ministro ya no niega que el 1-O se haya pagado con dinero público, pero se exime de responsabilidad porque no figuraba en partidas presupuestarias.

El ministro de Hacienda y Función Pública, ya reconoce que el referéndum del 1 de octubre en Cataluña, suspendido por el Tribunal Constitucional, pudo haberse financiado con dinero público. Este jueves, Montoro ha reconocido que pudo haber facturas falsas que permitiesen el desvío de dinero público para actividades independentistas taxativamente prohibidas por el Gobierno y la Justicia.

Montoro dice ahora que pudo haber "facturas falsas" de la Generalitat

Hasta ahora, el ministro aseguraba que el dinero público no había podido contribuir, pero desde hace días, otros miembros del Gobierno, incluido el propio Mariano Rajoy, han suavizado la postura tras las investigaciones del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. 

"Digo que puede haber falseamiento de facturas, claro que puede haberlo, ¿quién ha dicho que no?", se ha preguntado Montoro al ser interpelado por el líder de Ciudadanos, que le recriminó que en una entrevista en El Mundo negó el uso de fondos públicos. "Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público", dijo entonces. 

"Imperfecciones"

La postura ahora es otra. "El Gobierno del PP y de Rajoy frente a esta crisis está ejerciendo un control, que por supuesto puede haber imperfecciones en ese control, y esto es lo que se está investigando ahora". "Hablo de una investigación judicial en marcha y que está apoyada por el Ministerio de Hacienda e impulsada por el ministerio", ha recalcado. 

El martes, Rajoy ya había advertido de que la labor del Gobierno era evitar que hubiese partidas públicas destinadas a esas actividades, pero no controlar la veracidad de cada factura. En ese sentido, no descartó que se pudiesen "falsear facturas" o que existan facturas que no hayan pasado por la oficina de Intervención de la Generalitat."Sería absurdo que no colaboráramos con la justicia", dijo el presidente.