Ciudadanos ganará las elecciones catalanas del 21 de diciembre. La candidatura encabezada por Inés Arrimadas obtendrá en las urnas más votos (22,9%) y más escaños (32-33) que cualquiera de sus rivales, según la última encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL. Las formaciones independentistas acarician la mayoría absoluta y el PP continúa su hundimiento, mientras el PSC y los comunes siguen estancados.  

El próximo jueves se celebran los comicios autonómicos catalanes. Los resultados, que en todo caso se antojan ajustados, marcarán el futuro de Cataluña y, por ende, el devenir de la política española. Este último tracking de SocioMétrica, que se publica este viernes por la noche, evidencia una vez más que los pactos postelectorales decidirán quién preside la Generalitat. 

La foto fija a seis días del 21-D

La tendencia de casi todas las encuestas publicadas apunta a un paulatino crecimiento de Ciudadanos. Y este tracking, última foto fija antes de la cita electoral, confirma que la lista liderada por Arrimadas sería tanto la más votada como la que obtendría más escaños si las elecciones autonómicas se celebrasen ahora mismo. En concreto, el partido naranja alcanzaría el 22,9% de los sufragios y entre 32 y 33 escaños

En el bloque independentista, ERC y Junts per Catalunya continúan casi empatados. Los republicanos liderados por Marta Rovira quedarían en segunda posición, con el 21,1% de los votos y 30 o 31 asientos en el Parlament. El tercer puesto sería para la lista encabezada por Carles Puigdemont, que lograría el 20,3% de los apoyos y entre 28 y 30 escaños. La CUP se sigue moviendo en las mismas cifras y conseguiría el 5,9% de los votos y entre 7 y 8 escaños. Así, los partidos separatistas siguen rozando la mayoría absoluta, con una horquilla de entre 65 y 69 diputados

Además del crecimiento hacia la victoria de Ciudadanos, en el bloque no independentista el PSC y Catalunya En Comú Podem siguen estancados en parecidos guarismos a los de trackings precedentes. Los socialistas capitaneados por Miquel Iceta se quedarían en el 13,9% y 19 o 20 escaños. Los comunes liderados por Xavi Domènech lograrían el 9% y 10 u 11 asientos en el Parlament.

El PP de Xavier García Albiol no remonta y sigue en última posición, con solo el 5,5% de votos y 5 o 6 escaños. El hundimiento de los populares lastra sobremanera las opciones de los constitucionalistas para llegar al Palau de la Generalitat. El partido gobernante no levanta cabeza mientras Ciudadanos y PSC van a mejorar sus resultados de las autonómicas de 2015.   

¿Y si el PP se hunde todavía más? 

En el camino hacia el 21-D las cifras son volátiles. Amén de que hay muchos partidos en liza, la crisis política que se vive en Cataluña no tiene precedentes, con el Gobierno controlando la Generalitat tras aplicar el artículo 155, con Oriol Junqueras en prisión y Carles Puigdemont en Bruselas.

Dichas circunstancias están siendo demoledoras para el PP de García Albiol. Los populares pueden cosechar la peor de las derrotas en Cataluña. Según los datos recabados por SocioMétrica en los diferentes trackings de campaña, es probable que incluso obtengan menos del 5% de los votos. Si eso ocurriera, podrían sacar solo entre 2 y 3 escaños. 

Esa cifra, catastrófica para el partido presidido por Mariano Rajoy, sería también nefasta para el bloque constitucionalista. Si el PP se hundiese y no superase ese 5% y esos 3 asientos en el Parlament, las formaciones independentistas lograrían la mayoría absoluta, con una horquilla de entre 69 y 73 diputados. Como puede verse en el gráfico adjunto, los escaños perdidos por los populares se repartirían entre varios partidos: ERC subiría a entre 32 y 34 escaños y Junts per Catalunya crecería hasta 31 o 32. 

¿Y si hay una participación más baja de lo esperado? 

La participación va a ser una de las claves que decantará el resultado del 21-D. Las diferentes encuestas, incluidas las de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, apuntan a una participación récord, que, cuando menos, rozaría el 80%. Algunos sondeos, incluso, estipulan que casi el 90% de los catalanes con derecho a voto podría participar en los comicios. 

Son cifras bastante optimistas porque históricamente esta cifra nunca ha sido superior al 75%. Además, estas elecciones del 21-D son las primeras que se celebran en un jueves, día laborable. En el caso de que, como parece lógico, la participación no rebase el 80%, el PP se quedaría solo con entre 2 o 3 escaños, según los datos de SocioMétrica. Y, así, como en el caso anterior, la mayoría absoluta de los independentistas estaría garantizada. La suma de ERC, JxCat y CUP se dispararía hasta una horquilla de entre 72 y 75 escaños

O, en otras palabras, los no nacionalistas necesitan una alta participación para impedir que los separatistas obtengan una mayoría holgada que les permita gobernar. 

Por último, el último tracking de SocioMétrica para EL ESPAÑOL incluye las preferencias de los catalanes para presidir la Generalitat tras el 21-D. Como en los sondeos anteriores, Puigdemont (25%) sigue siendo la opción favorita para gobernar. Le sigue Arrimadas (21%), que obtiene más apoyos que los dos candidatos de ERC (Junqueras un 14% y Rovira un 4%). El cuarto puesto es para Iceta (13%) y el resto queda muy por detrás. 

Ficha técnica

La presente encuesta forma parte de un tracking sobre la situación sociopolítica en Cataluña. Para la oleada actual se han realizado 1.500 entrevistas entre el 1 y el 14 de diciembre, 750 en Barcelona y 250 en el resto de provincias. El sistema de encuesta es mixto telefónico y online para compensar sesgos de representatividad.

Para la intención directa de voto se ha aplicado ponderación por sexo, edad, censo y día de entrevista, y para la estimación de escaños, una postponderación por recuerdo de voto y probabilidad de abstención a escala provincial. El error teórico resultante es < +/- 2,5% para IC=95,5%. La precisión teórica en escaños se muestra mediante horquilla. La gestión de datos se realiza con macros SPSS y Barbwin e incluye controles de calidad internos de sistema, y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.