Manuela Carmena en una imagen reciente.

Manuela Carmena en una imagen reciente. EFE

España MADRID

Guerra del ala radical de Ahora Madrid y el Jemad de Podemos por la sucesión de Carmena

Las primarias de Podemos en la capital y la elaboración de las listas para 2019 se mezclan en esta pelea.

Son dos batallas diferentes, pero relacionadas. Y en las últimas horas se han relacionado y han confluido en un mismo punto: la sucesión de Manuela Carmena como alcaldesa de Madrid. Las primarias de Podemos en la ciudad de Madrid y la elaboración de las listas de Ahora Madrid para 2019 están tensando el ambiente en el llamado "bloque del cambio" de la capital de España. El ala más a la izquierda de Ahora Madrid y el Jemad de Podemos, José Julio Rodríguez, ya han iniciado una pelea que se antoja larga y difícil.

Este penúltimo incendio se desataba este lunes a última hora, cuando se conocía un comunicado firmado por nueve de los veinte concejales de Ahora Madrid donde se lanzaban críticas veladas tanto contra Carmena como contra Pablo Iglesias por la forma en que pretenden elaborar las candidaturas para las elecciones municipales de 2019. Los firmantes son los ediles de Izquierda Unida, Ganemos y Madrid 129 -escisión de Ganemos-: Mauricio Valiente, Rommy Arce, Guillermo Zapata, Javier Barbero, Pablo Carmona, Montserrat Galcerán, Yolanda Rodríguez, Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato.

Con el texto "La apuesta municipalista continúa", los firmantes exigen que en los próximos comicios haya una estructura "más democrática y plural" y que huya de "personalismos". O, dicho de otro modo, reclaman que las listas electorales conjuntas para los comicios de 2019 no se forjen a puerta cerrada, sino mediante procesos participativos. 

Casi todos en Ahora Madrid creen que, como adelantó este diario el pasado julio, Carmena repetirá como candidata a la alcaldía. Falta un anuncio oficial y siempre que le preguntan, la alcaldesa huye de la pregunta y mantiene la incertidumbre, pero el caso es que se extiende la sensación de que ya está convencida de pelear en las urnas. Cuestión distinta es si agotaría otra legislatura en caso de revalidar su cargo... La gran duda es, hipótesis aparte, cómo se elaborarán las listas electorales de este complejo bloque político. Y la realidad es que a este respecto los movimientos en Podemos han alertado a sus socios

El acuerdo de 'pablistas' y 'errejonistas', de fondo

Las corrientes errejonista y pablista llegaron a un acuerdo para que el exJemad José Julio Rodríguez fuera el candidato consensuado en las primarias de Podemos Madrid que se celebran estos días. En pocas palabras, dicho pacto suponía que el pablismo se hacía con Podemos en la ciudad de Madrid -siempre y cuando se imponga en las primarias a los anticapitalistas- para después elaborar a su antojo la candidatura municipalista de 2019 y el errejonismo tendría las manos libres para hacer y deshacer las listas a la Comunidad de Madrid. 

Este acuerdo, cerrado en los despachos y sin luz ni taquígrafos, disgustó sobremanera a la corriente más a la izquierda de Podemos, los Anticapitalistas, y a los colectivos de Ahora Madrid también ubicados más a la izquierda y que ahora se han expresado en el citado comunicado. En estos grupos cunde la sensación de que Carmena e Iglesias negociarán por su cuenta unas listas para evitar primarias y,de paso, arrinconar a los socios minoritarios. 

La respuesta del 'Jemad de Podemos'

No por casualidad, este martes el propio Jemad de Podemos salía al paso del comunicado de marras. Julio Rodríguez afirmaba que "el comunicado emitido por algunos concejales de Ahora Madrid es difícil de entender más allá de intereses electorales y de agendas personales". "En Podemos todo lo eligen sus inscritas e inscritos", añadía.

E iba más allá al afirmar que "no se entiende esa intento de atacar a Manuela Carmena y a Pablo Iglesias, porque apostamos siempre por la democracia, porque Podemos es el partido más democrático de Europa y quien diga lo contrario se equivoca". 

Las declaraciones de Rodríguez evidencian la tensión existente. Suponen una defensa de aquellos a quienes se está atacando por elaborar las listas en los despachos. Esta batalla, la de las candidaturas en 2019, no ha hecho más que empezar y se prevé encarnizada. Y esconde, además, el debate taimado sobre quién se posicionará mejor para suceder a Carmena cuando abandone la política, sea cuando sea.