Pablo Iglesias y Xavier Domènech en un acto reciente.

Pablo Iglesias y Xavier Domènech en un acto reciente.

España

Iglesias pide un "gobierno de reconciliación" liderado por Domènech tras el 21-D

El líder de Podemos arremete contra Iceta por "bailar al son de Ciudadanos y PP". 

Noticias relacionadas

Pablo Iglesias continúa con su plan Borgen para impulsar a Xavi Domènech como presidente de la Generalitat. El líder de Podemos ha afirmado este lunes en un mitin celebrado en Tarragona que tras el 21-D la mejor opción para gobernar Cataluña sería un "gobierno de reconciliación" presidido por Domènech y con "algunos independentistas y otros no independentistas".  

El secretario general de Podemos ha planteado que la candidatura de Cataluña En Comú Podem es una suerte de tercera vía frente a los independentistas y los "unionistas". A su juicio, los independentistas apuestan por la reedición de Junts Pel Sí, "con una pelea para ver quién es president" y liderado por "los mismos protagonistas del procés", que "deberían saber que su estrategia política está totalmente agotada"

"Hay otros, en frente, que dicen que la alternativa es la extrema derecha gobernando en Cataluña, con Arrimadas de presidenta, Albiol de vicepresidente y con Iceta bailando entre los dos", ha afirmado entre los abucheos del público a los políticos de Ciudadanos, PP y PSC. "El problema no es bailar, que está bien, sino bailar al son del PP y de Ciudadanos", ha apostillado. 

Para el líder de Podemos, "hay una tercera opción que no necesita envolverse en ninguna bandera", que es "más sensata", que apuesta por "el diálogo y la reconciliación" y que encarna Domènech.  "Hace falta un gobierno de reconciliación en Cataluña, con independentistas y no independentistas que puedan construir una salida". 

El voto de los indecisos

Iglesias se ha esforzado por destacar la necesidad de acometer políticas sociales en Cataluña y ha criticado el tono de la campaña, dominada "por el sentimiento y la épica". Y, en ese contexto, se ha dirigido especialmente a los indecisos, que, según algunas encuestas, son casi un millón de catalanes. A ellos les ha pedido el voto con un nuevo eslogan: "A lo mejor estas cosas que proponemos no son tan épicas, pero es que las cosas de comer no son épicas"

En este acto celebrado en Tarragona también ha intervenido el propio DomènechYolanda López, cabeza de lista por Tarragona, y Maria Vilà, número dos de la misma candidatura.