La lista de Colau, donde se integra Podem, incluye la legalización de la prostitución en su programa.

La lista de Colau, donde se integra Podem, incluye la legalización de la prostitución en su programa. Efe

España ELECCIONES CATALANAS

Legalizar la prostitución: Podem, sí; IU, no; Iglesias, no sabe/no contesta

El líder de Podemos afronta un nuevo incendio interno por la promesa electoral de Catalunya en Comú Podem de "reconocer los derechos de las personas trabajadoras del sexo" con seguridad social, bajas por enfermedad o paro. 

Barcelona

Catalunya En Comú Podem, la lista que integra al partido de Pablo Iglesias y el de Ada Colau, entre otros, promete legalizar la prostitución en su programa electoral para las elecciones catalanas del 21 de diciembre. 

Entre las propuestas están "reconocer los derechos de las personas trabajadoras del sexo" para "garantizar el derecho a una vida digna de las personas que ejercen la prostitución" y permitirles tener derecho a baja laboral o seguro por desempleo.

El programa es muy claro al respecto (puede consultarse aquí, página 109). Incluye eliminar toda ley que penalice la prostitución, fomentar el trabajo autónomo o en forma de cooperativa de las personas que se prostituyan, una red municipal de apoyo al colectivo o planes de reinserción laboral cuando dejen la actividad. 

Podem ha participado en la elaboración del programa, pero sin consultar a la dirección estatal del partido que dirige Pablo Iglesias, donde hay múltiples voces que se oponen a la legalización. Tanto es así que el partido no tiene una posición definida al respecto y no incluyó ninguna medida en el último programa electoral de Unidos Podemos, como explica a este diario Sofía Castañón, secretaria de Feminismos de Podemos.

"Queremos dejar claro que se trata de una decisión autónoma de Podem. En el caso de Podemos, el debate está pendiente". Sí comparten con su partido en Cataluña "la firme convicción de que hay que combatir no sólo la trata sino la explotación sexual" de aquellas personas que ejerzan la prostitución obligadas. "Para el caso de la prostitución de mujeres sin intermediación de terceras personas es necesario llevar a cabo un debate en profundidad que nos permita llegar a una postura compartida de la forma más amplia posible", dice Castañón, también diputada en el Congreso. 

Es muy difícil encontrar declaraciones de Iglesias sobre la prostitución y las que hay son de hace varios años. "Hay un debate muy fuerte. La mayor parte del trabajo que se realiza es en condiciones forzosas, por lo tanto es esclavitud y es intolerable. Pero también he encontrado a muchos colectivos de trabajadoras sexuales o de profesionales de la industria de la pornografía, que también es trabajo sexual, decir que el problema no es la consideración moral sino las condiciones en las que se ejerce. Es un debate muy complejo", dijo en 2014. En 2015 se manifestó en favor "proteger a las mujeres" sin aclarar si él está a favor de regular la prostitución.  

Garzón: "el grado más extremo de violencia de género"

Podemos no tiene posición, pero Izquierda Unida, sí. Semanas antes de las últimas elecciones generales, su líder, Alberto Garzón, consideraba que "la prostitución es el grado más extremo de la violencia de género". "Por lo tanto, hay que prohibirla" sin criminalizar a las mujeres que se ven obligadas a ejercerla, declaraba. "No se puede mercantilizar el cuerpo. Los seres humanos somos mucho más que dinero". La diferencia con el programa electoral de Catalunya en Comú, donde también se integra Esquerra Unida, es más que evidente. 

Esta semana, el Partido Feminista de España, integrado en IU desde el año pasado, alzaba aún más la voz y recordaba que la posición de la coalición es clara y rotunda en favor de la abolición, nunca de la legalización. 

"La prostitución es la mayor explotación y humillación de la mujer instaurada por el patriarcado para utilizar a las mujeres como objetos de placer de los hombres, y es por consiguiente reaccionario y enormemente falso definirla como trabajo sexual", asegura un comunicado firmado por Lidia Falcón, la presidenta del Partido Feminista. 

"Al parecer, En Comú pretende que Cataluña imite a Alemania y Holanda, que han legalizado la prostitución hace años y que han convertido varias de sus ciudades en lupanares, exhibiendo a las mujeres en las ventanas de los burdeles", dice el comunicado. Para Falcón, "ninguna mujer nace para puta, y ninguno de los políticos y de las políticas que piden su legalización desearía que su madre, sus hermanas, su mujer o sus hijas fuesen prostituidas", por lo que este colectivo de IU pide una rectificación a la formación de Ada Colau y que IU en Cataluña se desmarque.